Dos astrónomos canadienses publicaron un estudio en el que afirman haber encontrado diversas anomalías en la pulsación de un grupo de estrellas que, según afirman, es la evidencia de que puede haber varias civilizaciones extraterrestres. Es fácil ser escéptico bajo esta premisa tan “increíble”, y de hecho muchos científicos creen que los extraterrestres no tienen nada que ver con esto.

Los científicos Ermanno Borra y Eric Trottier, de la Universidad de Laval, en Quebec, analizaron modulaciones en 2,5 millones de estrellas desde el proyecto Sloan Digital Sky Survey, y llegaron a la conclusión de que 234 señales recibidas mostraban un comportamiento extraño. De hecho, según afirman parecían “señales de localización”, con la explicación de estos expertos de que podrían tratarse de alienígenas tratando de hacer contacto. También, según confirman, las señalas encajan perfectamente con los estándares de la SETI, y creen que se deberían de analizar más a fondo.

“Hemos encontrado que las señales detectadas tienen la forma de señales predichas en publicaciones anteriores por la SETI, y por lo tanto, deberían de estar de acuerdo con nuestra hipótesis”, afirman los expertos en su artículo. “El hecho de que las hayamos recibido en una fracción muy pequeña de las estrellas dentro de un rango espectral tan grande también puede confirmar que se trate de una civilización”.

Sin embargo, los científicos reconocen que podría tratarse de otras cosas, como las transiciones rotacionales de moléculas, pulsaciones rápidas o una química inusual de un pequeño grupo de estrellas del halo galáctico.