¿Es Alpha Centauri el lugar adecuado para buscar vida extraterrestre?

Aunque suene a ciencia ficción, existe un proyecto llamado Breakthrough Listen que quiere buscar vida extraterrestre con minúsculas naves espaciales que viajarán a las estrellas más cercanas a una velocidad de una quinta parte la velocidad de la luz. El plan, de unos 100 millones de dólares de costo, requerirá una gran revolución tecnológica, pero ciertamente no está muy lejos de lo que es actualmente posible tecnológicamente hablando.

Pero si el proyecto da sus frutos, ¿dónde deberían enviarse estas minúsculas naves espaciales? El primer objetivo sugerido es el sistema Alpha Centauri, el sistema estelar más cercano al Sol.

Alpha Centauri aparece como una sola estrella cuando se ve a simple vista, y es la tercera más brillante en el firmamento. Pero cuando se observa a través de unos binoculares o un telescopio, s puede ver que esta estrella es doble: un sistema de estrellas binarias.

Alpha Centauri (la estrella brillante de la izquierda) y Próxima Centauri (en un círculo en rojo) son las estrellas más cercanas al sol. Beta Centauri (la estrella brillante de la derecha) está casi cien veces más lejos / Skatebiker

Las dos estrellas más brillantes, Alpha Centauri A y B, son similares a nuestro Sol. El A es un poco más brillante y más grande que nuestra estrella, y el B es un poco más pequeña y débil. Se mueven juntos en una especie de fila india, orbitando su centro de masa común aproximadamente cada 80 años. Cuando lo hacen, siguen un sendero elíptico, siendo su aproximación más cercana entre ellos unas 11 veces la distancia entre la Tierra y el Sol.

Ambas no están solas: están acompañadas por Próxima Centauri, una enana roja, alrededor de un octavo de la masa del Sol. Actualmente se encuentra un poco más cerca del Sistema Solar que los otros dos, lo que le hace tener el “honor” de ser la estrella más cercana a nuestro sol; sin embargo, es tan débil que no se puede ver a simple vista.

Al ser las estrellas más cercanas, el sistema Alpha Centauri ha sido objetivo obvio para la búsqueda de exoplanetas. Los programas dedicados a esta búsqueda, como el Proyecto Mt. John Alpha Centauri, observan las estrellas cada noche clara, tratando de descubrir incluso los más ligeros indicios de que puedan haber planetas potencialmente habitables. Otros programas con telescopios más grandes observan con menos frecuencia, pero con una precisión mayor.

De momento, la búsqueda solo ha dejado un falso planeta alrededor de Alpha Centauri B que, si hubiera sido real, hubiera sido un mundo pequeño y demasiado caliente. Lamentablemente, a medida que se ha ido observando la zona, la existencia de este planeta ha caído en duda. Un extenso reanálisis ha rechazado la existencia de este mundo.

Entonces, ¿por qué hay que buscar en Alpha Centauri?

Probablemente la primera razón es que está cerca, más que cualquier otra estrella -como hemos visto. Si estas naves minúsculas alcanzan una quinta parte de la velocidad de la luz, “solo” tardaríamos 21 años en llegar.

Enviar nuestras primeras sondas a Alpha Centauri significaría que obtendríamos nuestra primera mirada cercana a otra estrella. También podríamos hacer un “dos por uno”, pasando por delante de Alpha Centauri A y B. Incluso podríamos recoger muchos datos sobre Próxima Centauri. Y, si hay planetas alrededor de estas estrellas, entonces seríamos capaces de verlos.

¿Y después?

So la misión a Alpha Centauri resulta un éxito, un objetivo emocionante sería Epsilon Eridani, a solo 10,5 años luz de distancia -unos 55 años para las pequeñas naves-, hecho que la sitúa como una de las constelaciones más cercanas.

Si Alpha Centauri es un sistema de estrellas múltiples, estando tan cerca que hace desafiar la teoría de que existan planetas que la orbiten, Epsilon Eridani es un vagabundo solitario, como nuestro Sol, Es un poco más pequeña y tenue que nuestra estrella, y se sabe que tiene dos discos de escombros que orbitan a su alrededor -otro hecho que lo compara con nuestro Sol-. El disco interior se parece a nuestro cinturón de asteroides, se sitúa a la misma distancia y tiene un tamaño similar.

Las observaciones han revelado la presencia de, al menos, un planeta masivo en el sistema, moviéndose en una órbita fuera del cinturón de asteroides anteriormente mencionado -similar a la distancia a la que está Júpiter en nuestro Sistema Solar-. Puede haber otros esperando a ser descubiertos…

Si queremos explorar un sistema que pueda ser como el nuestro, entonces Epsilon Eridani es probablemente el lugar adecuado. Pero con un tiempo de viaje de más de 50 años con la tecnología actual, tiene sentido viajar primero hasta las estrellas más cercanas.

 

Curiosidades relacionadas Más del autor

Comentarios