La NASA enviará un helicóptero a Marte para 2021

La NASA ha anunciado que enviará un helicóptero a Marte en su próxima misión, que llegará al planeta rojo en febrero de 2021. El Mars Helicopter se enviará junto con el Rover de Marte de 2020, que comenzará su viaje de siete meses con el lanzamiento del cohete Atlas V en junio de 2020. Es la primera vez que un vehículo de este tipo se envía a otro mundo.

“La idea de ver un helicóptero por los cielos de otro planeta es emocionante; es muy prometedor para nuestras futuras misiones de ciencia, descubrimiento y exploración”, afirma Jim Bridenstine, administrador de la NASA, en un comunicado.

Ideas como esta han estado en el tintero durante algún tiempo. Si funciona, el helicóptero podría explorar áreas de interés en Marte y cubrir una distancia mucho mayor que los exploradores actuales, que normalmente abarcan solo unas pocas decenas de metros por día.

El helicóptero será pequeño, con solo 1,8 kilos de peso, con el cuerpo del vehículo aproximadamente del tamaño de una pelota de balonmano. Para volar en la delgada atmósfera marciana, sus hélices contrarrotativas tendrán que girar aproximadamente a 3.000 rpm, 10 veces más rápido que un helicóptero en la Tierra.

Volar en Marte será el equivalente a volar a 30.000 metros en la Tierra; estará equipado con células solares para cargar sus baterías, hechas con iones de litio y un “mecanismo de calentamiento” para mantenerse caliente durante la noche marciana. Será transportado a la superficie en el vientre del Rover 2020, que es similar en diseño al Curiosity, que ya habita el planeta rojo.

La distancia de Marte a la Tierra provoca que haya un retraso en las comunicaciones de entre 4 y 24 minutos. Por ello, el helicóptero será autónomo, ya que no podrá contar con un piloto humano para volarlo en tiempo real.

En total, se espera que esté encendido durante 30 días, con cada vuelo de una duración de unos 90 segundos, pudiendo abarcar cientos de metros. La demostración será de “alto riesgo” pero también con una “alta recompensa”, según la NASA. Si no funciona, no afectará a los objetivos generales de la misión Marte 2020, que incluyen buscar signos de vida antigua en el planeta rojo.

“Ya tenemos excelentes vistas de Marte tanto de la superficie como desde la órbita”, afirma Thomas Zurbuchen, administrador asociado con la Dirección de Misión Científica de la NASA. “Con la dimensión adicional de una vista de pájaro, solo podemos imaginar lo que futuras misiones lograrán“.

Comentarios