Plutón puede estar compuesto por miles de millones de cometas

Pasan los años y continúa el debate sobre qué es Plutón: un planeta, un planeta enano… ¿o un cometa gigante? En un artículo publicado esta semana en la revista Icarius científicos del Instituto de Investigación del Suroeste presentan una nueva teoría de que Plutón podría ser un conjunto de miles de millones de cometas.

Los astrónomos creían que Plutón nació del modo habitual para un planeta: en los inicios del Sistema Solar, se formó un núcleo rocoso en medio de una nube de gas y polvo, y la gravedad comenzó a unir material, creando los planetas rocosos. Pero hallazgos más recientes en los años 90 de otros pequeños objetos helados como Plutón y los existentes en el cinturón de Kuiper sugieren que la historia fue diferente.

“El paradigma actual es que los cuerpos del Sistema Solar exterior se construyeron mediante la acumulación de rocas y hielos”, afirma Christopher Glein, científico del Southwest Research Institute y autor principal de la investigación. “Creemos que los cometas son bloques de construcción sobrantes de la formación de cuerpos más grandes, y anteriormente, se sospechaba que Plutón podría haberse formado a partir de bloques de construcción cometarios, pero no teníamos los datos para realmente comprobarlo. Este estudio intenta dar el siguiente paso”.

Los datos de esta nueva investigación provienen de dos fuentes: la misión New Horizons, en la que los científicos pudieron hacer observaciones de un glaciar rico en nitrógeno en Plutón, llamado Sputnik Planitia, y la composición química del cometa 67P/Churyumov-Geraisimenko, estudiado por la nave espacial Rosetta de la Administración Espacial Europea.

“Primero utilizamos la información de New Horizons para estimar cuánto nitrógeno hay en Plutón y cuánto se ha marchado”, afirma el experto. “Después, usamos la cantidad de nitrógeno de Rosetta y los escalamos hasta la masa de Plutón; lo interesante es que los dos enfoques concuerdan“.

Sin embargo, hay preguntas sin respuesta. Según el mismo Christopher Glein, New Horizons detectó una muy baja abundancia de monóxido de carbono en Plutón, a pesar de que los cometas tienden a transportar grandes cantidades de este. Gran parte de este elemento puede estar enterrado bajo Sputnik Planitia, por lo que New Horions obviamente no lo detectaría en la superficie, y un océano subterráneo también podría haber provocado la desaparición del monóxido de carbono. “La última hipótesis es especialmente intrigante, porque hay otras pruebas de New Horizons que sugieren la existencia de dicho océano”, afirma.

En última instancia, la única forma de confirmar o refutar esta nueva teoría sería estudiando directamente a Plutón. Es difícil imaginarse una misión de este tipo a corto-medio plazo, pero el éxito de New Horizons deja entrever que Plutón es un planeta realmente interesante para estudiar en el futuro.

Fuente Popular Science
Comentarios