La película se estrenó en el año 2011. Dura 240 horas (10 días) y en ella se puede contemplar el deterioro de un edificio con el paso del tiempo. Fue exhibida delante de un edificio, el mismo que aparece en la película, y muestra su deterioro a lo largo de miles de años.