Conoce la Alicia real: cómo la historia de Alicia en el país de las maravillas vino al mundo

El 4 de julio de 1862, un joven matemático llamado Charles Dodgson, más conocido como Lewis Carroll, partía en un pequeño navío desde Oxford a Godstow. Junto con él habían otros amigos, como el reverendo Robinson Duckwortg y tres hermanas pequeñas de su amigo Harry Carroll Edith (8 años), Alice (10 años) y Lorina (13 años). Encargado de entretener a las jóvenes, Charles imaginó una historia sobre un mundo mágico lleno de personajes fantásticos, y nombró a su protagonista Alice, como la mediana de las hermanas. Charles Dodgson pidió al reverendo que anotara la historia, y le envió un manuscrito bajo el título de Las aventuras de Alicia bajo tierra.

Foto de Alice Carroll.

El historiador Martin Gardner escribe en Alicia anotada, un edición comentada y publicada en 1960, que Alicia no era, por decirlo de alguna forma, la primera pequeña que formaba parte en la vida del escritor: “y ninguna fue como ella, para él. Tuvo algunas “amistades”, pero ella era diferente; incluso escribió varias cartas para Alice tras casarse”.

El manuscrito llegó a manos de George MacDonald, ídolo de Charles Dodgson, que leyó el escrito a sus propios hijos, los cuales quedaron encantados con la historia. Charles revisó la historia para su posterior publicación, añadió la famosa escena de la fiesta del té del Sombrero Loco y el gato Cheshire, y dobló el volumen del libro.

En 1865, John Tenniel ilustra la historia y la publica en su edición más antigua. Martin Gardner relata esta anécdota curiosa: “las fotos de Alicia de John Tenniel no son de la auténtica Alice, que tenía el pelo oscuro con un flequillo recto. Carroll envió a John una foto de María Hilton Badcock, otra niña, recomendando que la utilizara como modelo para inspirarse en Alicia”.

Sin embargo, el ilustrador caricaturizó a Alicia, haciéndole la cabeza más grande y los pies más pequeños, cosa que no gustó en absoluto al escritor.

Fuente https://www.brainpickings.org/2012/07/04...
Comentarios