El artista que aúna todos los fotogramas de una película en una sola imagen

Inferno (1980)

Una hora de película tiene, aproximadamente, 130.000 fotogramas. El escultor y fotógrafo Jason Shulman, sin embargo, ha creado una exposición de fotografías abstractas donde en cada imagen podemos ver, aunadas, todas las fotografías de una película.

A través de técnicas de larga exposición, cada imagen se apila una dentro de otra; se retira el sonido, y la totalidad del discurso visual se condensa en una sola huella fotográfica. Los resultados son un fuerte contraste realizado gracias a MovieDNA, un proyecto de diseño gráfico. Todas las imágenes están disponibles en la galería White Noise, en Roma.

Danger: Diabolik (1968)

La mayoría de largometrajes de la exposición son películas italianas realizadas durante los años 60 y 70, con las excepciones de La Vita e Bella La Grande Belleza, película de Paolo Sorrentino realizada en 2013.

Cuanto más piensa el artista en las fotografías, más recuerda cuando era pequeño y analizaba películas de 8mm. “Me pareció milagroso, que esa fila de imágenes tan pequeña se transforme en una narrativa sin fisuras cuando se emite a través de un proyector…”.

Obviamente, una sola imagen no hace totalmente perceptible la composición; pero si entrecierras los ojos y dejas volar un poco la imaginación, se puede llegar a reconocer edificaciones o figuras humanas, como si pareciera un fantasma.

Per un Pugno di Dollari (1964)

 

Fuente http://thecreatorsproject.vice.com/blog/...
Comentarios