Conoce la Costasiella kuroshimae, la mezcla entre babosa y alga con cara de oveja

La Costasiella kuroshimae -también conocida como “oveja hoja”- es una especie de sacoglossa, una babosa de mar cuyo rostro le da la apariencia de un pequeño cordero. Este animal, que puede llegar a medir hasta los 5 milímetros de longitud, habita cerca de Japón, Indonesia y Filipinas.

Suele alimentarse de algas verdes, y esto le proporciona su característica fluorescencia: las algas le proporcionan cloroplastos, que le hace emitir su propia luz en un proceso llamado cleptoplastia. Pero sus curiosidades no quedan ahí, puesto que es uno de los poquísimos organismos no vegetales del mundo que puede realizar la fotosíntesis, ya que sus “hojas” pueden sobrevivir hasta un par de meses por la energía producida a partir de la cleptoplastia.

Fuente My Modern Met
Comentarios