Las 9 plantas más peligrosas del mundo

Normalmente no pensamos en las plantas como algo peligroso: solemos apreciar los colores y lo bonitas que son, pero muchas de ellas pueden ser más peligrosas de lo que creemos. Y más, después del revuelo que ha montado un hilo de Reddit creado por el usuario “Zipzapadam”, preguntando a los botánicos del foro cuáles eran las plantas más peligrosas.

Aconitum napellus, acónito común

El acónito común tiene un color muy llamativo y parece inofensivo, pero es realmente venenoso. En la antigüedad, la gente lo usaba en puntas de flechas y como cebo para matar lobos; además, en 2014, según informó la BBC, un jardinero de 33 murió después de tocarla. El acónito común puede causar vómitos, diarrea y entumecimiento si se ingiere.

Ricinus comunis, ricino

Ay, el ricino… a más de uno le recordará a algo relacionado con una popular serie ya terminada. Entrando en materia, su ingesta puede provocar, según informa Tom Ombrello, profesor de biología del Colegio del Condado de Union, “irritación estomacal, vómitos, diarrea sangrienta, dolor abdominal, aumento de la frecuencia cardíaca, presión arterial baja, sudoración, colapso, convulsiones e incluso la muerte”.

Conium maculatum, cicuta

La cicuta de agua se parece mucho al cordón de la Reina Ana, otra planta con pequeñas flores blancas. Para diferenciarlas, hay que recordar que el cordón de la Reina Ana tiene una flor roja en su corazón.

La cicuta de agua es una planta que, si se ingiere, puede causar convulsiones que provocan la muerte.

Datura stramonium, estramonio

Hay un dicho en América que dice que el estramonio hace que la gente esté “caliente como una liebre, ciego como un murciélago, seco como un hueso, rojo como una remolacha y loco como un sombrero”. Los investigadores quisieron comprobar si era cierto.

Un estudio en 2006 tuvo la ayuda de cuatro adolescentes canadienses que ingerieron esta planta a propósito de experimentar sus efectos alucinógenos. Todos ellos se volvieron agresivos y tuvieron que ser sedados.

Se han sabido casos de gente que ha entrado en coma o que incluso ha muerto después de beber té hecho con sus hojas.

Dendrocnide moroides, gimpi gimpi

Esta planta australiana está cubierta de pequeños vellos venosos que pican con solo rozarlos. Si los pelos se quedan en la piel, pueden continuar causando dolor intenso durante varios meses.

El tratamiento recomendado suena tan doloroso como sus síntomas: lavar el área picada con ácido clorhídrico y luego usar cera caliente para eliminar cualquier espiga que haya podido quedar en la piel.

Heracleum mantezaccianum

Puede causar erupciones cutáneas, ampollas, cicatrices permanentes e incluso ceguera. La planta, que puede medir hasta 20 metros de alto, es una de las peores plantas que se puede encontrar en Europa.

Actaea pachypoda

Sus bayas como ojos no es lo único terrible: es extramadamente venenoso si se ingiere, según informa el jardín botánico de Missouri. Por eso muchos animales evitan alimentarse de ellas.

Aristolochia clematitits, clematítide

La clematítide se utiliza comúnmente en la medicina tradicional, a pesar de que puede causar insuficiencia renal. Varias instituciones gubernamentales han alentado a los consumidores de dejar de tomar “medicamentos” con ácido aristoloquico debido a este efecto secundario.

Las raíces de la planta y el tallo están llenos de este ácido y es realmente venenoso, por lo que es mejor evitar su ingestión.

Hippomane mancinella, manzanilla de la muerte

Su nombre te avisa claramente: si comes su fruto, similares a pequeñas manzanas, puedes morir. Su savia también puede causar ampollas dolorosas, y ceguera temporal.

Comentarios