Una beluga en cautividad logra aprender a comunicarse como un delfín

Una ballena beluga en cautiverio ha logrado aprender otro “idioma” para poder comunicarse con los delfines. Este ejemplar, que cuando fue trasladada al Delfinario Koktebel en Crimea en 2013 tenía cuatro años, comenzó hacer silbidos únicos para comunicarse con sus nuevos compañeros cuando solo habían pasado dos meses.

“La primera aparición de la beluga en el delfinario causó mucho susto en los delfines“, afirma Elena Panova, de la Academia Rusa de Ciencias en Moscú. “Afortunadamente, no pasó mucho tiempo hasta que se ha instalado y ha comenzado a copiar los silbidos de los delfines“, añade. “Ya no hace sonidos de beluga”.

El equipo ha logrado darse cuenta tras grabar más de 90 horas de audio. En los primeros días del delfinario, la ballena hacía sus sonidos típicos; dos meses después, ya “hablaba delfín”. Lo que es particularmente interesante es que comenzó a hacer silbidos característicos de delfín, que son característicos de cada ejemplar, ya que se considera que cada silbido es único, como si fuera un “nombre”.

Pero no ha acabado de encajar del todo bien. Los expertos afirman que “si bien la beluga ha imitado a los delfines, solo ha habido una vez que los delfines hayan llamado a la beluga“. Esto, señalan, se debe probablemente a las diferentes condiciones sociales de las dos especies. Las belugas, unos animales sociales, era la única de su especie en el lugar, y por lo tanto ha tenido que adaptarse para tratar de encajar.

Puede haber una explicación detrás de esto: no es que los delfines le hagan bullying, sino que es probable que la beluga haya podido imitar el sonido de los delfines, pero que no logra emitir un mensaje con un significado detrás. Más investigaciones podrán determinar si la beluga entiende o no el idioma de los delfines, y si este es un curioso caso de comunicación entre especies.

Fuente Science Alert

Curiosidades relacionadas Más del autor

Comentarios