Un mapa interactivo que muestra el estado del aire en toda Europa

Aunque en Europa se están realizando varios planes para reducir la contaminación y la reducción de gases de efecto invernadero, el aire aún está lleno de compuestos tóxicos. Decenas de miles de personas mueren prematuramente cada año debido a afecciones médicas relacionadas con la contaminación del aire.

Hasta la fecha, no había una forma accesible de comprobar el estado de la calidad del aire en toda Europa, solo con algunas excepciones regionales. Por ello, la Agencia Europea del Medio Ambiente y la Comisión Europea han colaborado, gracias a los datos de 33 naciones europeas diferentes, en la creación de un nuevo Índice de calidad del aire (AQI) hecho en un mapa interactivo que muestra cómo es el aire en la ciudad o pueblo en el que vives.

Con él, se brinda la oportunidad a las ciudadanos de ver cuáles son las concentraciones de ozono, de dióxido de nitrógeno y de dióxido de azufre. También se puede observar la concentración de partículas extremadamente finas (PM2.5) y bastante finas (PM10), que están directamente relacionadas con afecciones cardiovasculares y respiratorias.

Los datos están disponibles en horas, y puedes comprobar cómo ha ido cambiando el estado del aire en dos días. Si bien poco se puede hacer a nivel personal para cambiar la contaminación, es interesante ver qué regiones son las más contaminadas.

La contaminación del aire es un grave problema para muchos estados europeos. Las prohibiciones de algunos países sobre los automóviles de gasolina y diesel contribuirán a la mejora del aire, sin embargo, vale la pena señalar que las naciones más pobres del mundo tienen problemas de contaminación mucho peores que en el viejo continente.

Muchos países subdesarrollados tienen peores protecciones ambientales y de salud pública; esto, junto con el uso más reiterado del carbón, las estufas de leña y otras prácticas similares, hace que la contaminación atmosférica sea más severa. La contaminación es responsable de 9 millones de muertes al año, la mayoría de las cuales afecta a personas pobres.

Fuente Agencia Europea del Medio Ambiente
Comentarios