Descubren el fósil de un dinosaurio en un lugar “que no debería haber habitado”

Una nueva especie de dinosaurio, conocida como “el asombroso dragón de Lingwu”, ha sido descubierto en China; lejos de que esta sea la noticia principal, este hecho está llamando mucho la atención ya que, de acuerdo con todo lo que sabemos actualmente sobre la evolución de los dinosaurios, no debería ser posible encontrar un saurópodo en este periodo en el este de Asia.

En 2005, los restos fosilizados de al menos siete Lingwulong shenqi se encontraron en la Región Autónoma de Ningxia, en el noroeste de China. Según escribe la revista Nature Communications, los investigadores explican que “es el primer diplodocoide en Asia Oriental, según nuestro conocimiento”.

Las 70 toneladas de esta criatura cuellilarga poblaron la Tierra hasta hace 174 millones de años, durante el Jurásico medio; se cree que midió alrededor de 15 metros desde la cabeza hasta el final de su cola.

“Nos sorprendió encontrar a un pariente cercano del Diplodocus en el este de Asia hace 174 millones”, explica el coautor del estudio, el profesor Paul Upchurch, de la UCL Earth Sciences. “Comúnmente se cree que los saurópodos no llegaron allí hasta hace 200 millones de años, y muchos de sus descendientes gigantes llegaron a esta región mucho más tarde, si es que lo hicieron”. Concluye diciendo que “esto obliga a una reevaluación completa de los orígenes y la evolución de estos animales”.

Así pues, estos restos están transformando la historia y volviendo locos a los expertos. Dado que este es el diplocoide más antiguo que se haya descubierto, podría ser posible que este grupo se originara en el este de Asia; además, es posible que evolucionaran 15 millones de años antes de lo que se pensaba.

Este descubrimiento, para Philip Mannion, coautor y del Departamento de Ciencias e Ingeniería de la Tierra del Imperial, el descubrimiento es una muestra de que “hubiera un puente de tierra o algo similar que conectase Asia oriental con otros continentes”.

Comentarios