El LSD se queda atrapado literalmente en tu cerebro

 Los efectos alucinógenos del LSD duran un tiempo inusualmente largo: de 12 a 18 horas. Esta duración, más larga que cualquier otro alucinógeno, ha intrigado a los científicos desde que se inició la investigación sobre la droga, entre los años 60 y 70. Sin embargo, en un nuevo estudio los científicos afirman haber encontrado el mecanismo clave detrás de esta duradera permanencia: una vez se ingiere, el LSD se desplaza hacia los receptores del cerebro, donde se queda atrapado.

Cuando se comenzaron a realizar estudios sobre el LSD, había un hecho que inquietaba a los expertos: solo duraba alrededor de media hora a una hora en el torrente sanguíneo de quien la consumía. Sin embargo, sus efectos alucinógenos continuaban durante casi un día entero.

Para averiguar por qué sucedía esto, utilizaron una cristalografía especial que muestra cómo los átomos estaban colocados dentro de una molécula. Se concentraron en imágenes del LSD dentro de un receptor de la serotonina -que se encuentran en todo el cerebro y en el cuerpo, y crean efectos alucinógenos cuando “coinciden” con el LSD- y mostraron que, cuando esta droga se une a la serotonina, se queda “atascada” en un ángulo tan complicado que, literalmente, no puede salir. Luego estructura la proteína receptora “se pliega” sobre el LSD, atrapándolo aún más.

Este efecto podría ser común en otros receptores, y abre la posibilidad de investigar fármacos que puedan actuar más tiempo. Según Bryan Roth, uno de los autores del estudio y profesor de farmacología en la Universidad de Carolina del Norte, “puede ser una manera de suminsitrar medicamentos con dosis muy bajas”.

Fuente Popular Science

Curiosidades relacionadas Más del autor

Comentarios