Logran identificar dos proteínas que hacen crecer el pelo y evitar que este tenga canas

La proteína Krox20 y el factor de células madre podrían ser clave en el tratamiento contra la calvicie.

Expertos de la Universidad Southwestern Medical Center, en Texas, han identificado las células que permiten que crezca el pelo, proporcionando una mayor comprensión de los mecanismos que hacen que el cabello se caiga y que tenga canas. Los investigadores afirman que esto podría utilizarse para encontrar tratamientos para la pérdida de cabello y la blancura del pelo.

El estudio, publicado en la revista Genes & Developement se centró en el análisis de las células madres de los folículos pilosos, conocidas como células progenitoras de pelo, junto con dos proteínas llamadas Krox20 y factor de células madre (FCM). Encontraron que el Krox20 “activada” en las células de la piel hace que ahí crezca pelo. Estas células entonces producen el FCM, que es esencial para la pigmentación del cabello. Si tanto Krox20 como el FCM están presentes, entonces crecerá pelo.

Para confirmar este hecho, el equipo “eliminó” las células productoras de Krox20 en ratones, quedándose calvos. También, en otra prueba, eliminaron el gen FCM de las células progenitoras de pelo en ratones, y el cabello se volvió blanco.

Este descubrimiento fue casual, mientras estudiaban un trastorno llamado neurofibromatosis tipo 1, una enfermedad genética rara que ocasiona tumores que crecen en los nervios.

El doctor Lu Le, de la Universidad de Texas, afirma que “a pesar de que este proyecto se inició en un esfuerzo por entender cómo se forman ciertos tipos de tumores, hemos terminando aprendiendo por qué el pelo se vuelve gris, y descubriendo también la célula que hace que aparezca el cabello. Con esto, esperamos que en el futuro creemos un compuesto tópico para entregar de forma segura el gen necesario a los folículos pilosos para corregir estos problemas cosméticos”.

El doctor Le agregó que el siguiente paso es averiguar cómo dejan de trabajar tanto Krox20 como FCM con la edad, así su papel en la calvicie masculina.

 

Fuente IFLScience Genes & Development

Curiosidades relacionadas Más del autor

Comentarios