Logran identificar el ADN de la sangre de la que se alimentan los mosquitos

Investigadores de la Universidad de Nagoya, en Japón, han demostrado que es posible analizar el ADN de la sangre extraída del estómago de un mosquito hasta 48 horas después de que se produjera la picada. Esto significa que, en teoría, los mosquitos podrían ayudar a los científicos forenses para resolver ciertos casos, según publica la revista PLOS One.

Para probar este hecho, los expertos realizaron un experimento que consistía en que varios voluntarios se dejasen picar por algunos mosquitos. Luego, extrajeron el ADN de la sangre del estómago del insecto y utilizaron una reacción en cadena para multiplicarlo, con el fin de amplificar el tamaño de la muestra. Al examinar este ADN, fueron capaces de identificar con éxito a los voluntarios hasta pasadas 48 horas. Con algunos ajustes, los investigadores esperan alargar el tiempo lo máximo posible.

“Este estudio es el primero con mosquitos para aplicar técnicas modernas de identificación de ADN en el desafiante mundo de la ciencia forense”, afirma el líder de la investigación Toshimichi Yamamoto. El estudio se ha realizado con dos especies de mosquitos que se encuentran en varias partes del mundo: Culex pipiens pallens Aedes albopictus.

“Esperamos que esto ayude a los investigadores del crimen a recolectar cuantas más evidencias mejor, para mejorar las investigaciones y justificar ciertas condenas. Aunque necesitamos tomar algunas medidas para mejorar nuestros métodos y obtener más datos, ya que cuanto más precisos mejor”.

Fuente IFLScience

Curiosidades relacionadas Más del autor

Comentarios