Un paso más para hacer crecer órganos humanos en el laboratorio

La proteína Meox1 sería la clave para el desarrollo de los autotrasplantes

Investigadores de la Universidad de Monsah, en Australia, han realizado un paso significativo hacia la posibilidad de hacer crecer órganos humanos reemplazando los dañados gracias a una proteína llamada Meox1, encontrada en las células madre.

“Cultivar” nuestros propios órganos para substituirlos por los que ya han dejado de funcionar traería consigo la mayor revolución sanitaria conocida hasta la fecha: eso pondría fin a las infinitas listas de peticiones de órganos, salvando vidas de miles de personas, y evitar el posible rechazo.

Los expertos australianos han realizado este descubrimiento gracias al estudio del pez cebra, nativos del sudeste asiático y que a menudo se utilizan como modelo para los seres humanos debido a nuestras similitudes biológicas: el 70% de los genes humanos se encuentran en él.

“Antes de nuestro trabajo en este campo, ni siquiera sabíamos cómo se utilizaban las Meox1”, afirma el investigador Peter Currie. “Conociéndolas, hemos podido orquestrarlas, controlarlas e incluso reactivarlas para regenerar tejidos dañados”.

Todavía estamos lejos de ser capaces de hacer crecer corazones o hígados en el laboratorio cuando una persona los necesite, pero los científicos ahora tienen una mejor comprensión de cómo nuestros engranajes moleculares cambian y se utilizan para producir tejido de nuestro cuerpo.

Este proceso de cómo se regula el crecimiento de órganos mediante las células madre es “una de las últimas fronteras de la biología del desarrollo”, dicen los investigadores. No es la primera vez que hablamos en NoSabesNada de estas posibilidades; lo que esperamos, pues, es que realmente puedan algún día cambiar nuestras vidas a mejor.

Fuente Science Alert

Curiosidades relacionadas Más del autor

Comentarios