El virus del Zika podría ser útil para tratar tumores cerebrales

Aunque tenemos la perspectiva de que el virus del Zika es una grave amenaza para la salud, podría ser útil en el tratamiento de tumores cerebrales agresivos. Un nuevo estudio ha encontrado que el Zika puede matar las células de glioblastoma, el tipo más común de tumor cerebral, que suele ser letal en menos de dos años y que es harto complicado de tratar.

El Zika apunta de forma natural a las células madres llamadas células neuriprogenitoras, en el cerebro. Los cerebros adultos no tienen muchas de estas células, por lo que el Zika suele ser más peligroso en los recién nacidos. De hecho, en los fetos puede provocar microcefalia, que causa que las cabezas sean anormalmente pequeñas y no se consiga desarrollar el cerebro completamente.

Sin embargo, investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington y de la Facultad de Medicina de la Universidad de California han demostrado que el Zika podría ser beneficioso para nuestra salud según para qué se aplique. El estudio ha sido publicado en The Journal of Experimental Medicine.

“Parece que es una arma de doble filo. El Zika se dirige a las células básicas para el desarrollo de los bebés, pero podrían usarse para atacar a tumores que están creciendo”, afirma a la BBC el doctor Michael Diamond, coautor del estudio.

El virus mata las células madre de los tumores de glioblastoma, hecho que ni la radioterapia, la quimioterapia ni la cirugía pueden hacer. Después de los tratamientos tradicionales, estas células pueden seguir creciendo y dividiéndose, formando nuevos cánceres y permitiendo que los tumores vuelvan a crecer. Aquí es donde entra el Zika.

Debido a que el Zika ataca las células madre, puede usarse para matar específicamente estas células causantes de cáncer en el cerebro.

Los investigadores infectaron el tejido del tumor cerebral humano con Zika en el laboratorio y encontraron que éste mató con éxito las células madres tumorales. Cuando el mismo experimento se realizó en tejido cerebral sano, el Zika no infectó a las células cerebrales normales.

Dieron un paso más allá y decidieron probar esta técnica con ratones, inyectándoles el virus del Zika y un placebo. Aquellos con el Zika desarrollaron tumores más pequeños y vivieron más tiempo que aquellos a los que se les administró el placebo.

El combinación con la quimioterapia, el Zika podría ser utilizado para crear un efectivo tratamiento contra el glioblastoma. Sin embargo, aún no es seguro. “Una vez añadamos algunos cambios, el Zika será seguro para poder ser usado”, afirma Michael Diamond.

Fuente IFLScience

Curiosidades relacionadas Más del autor

Comentarios