Investigadores neutralizan un gen en el cerebro asociado con el Alzheimer

Un estudio publicado en la revista científica Nature Medicine muestra como, al alterar un gen asociado con la enfermedad del Alzheimer, un grupo de investigadores ha podido neutralizar eficazmente la enfermedad en neuronas cultivadas en el laboratorio.

El gen en cuestión se llama apoE4, y se ha asociado con la acumulación de placas, hecho estrechamente relacionado con esta devastadora patología. Anteriormente, en estudios que investigaban esta conexión e intentaban crear fármacos para atacarla han tenido varios problemas, principalmente porque tendían a centrarse en modelos en ratones en vez de células humanas.

“El desarrollo de fármacos para la enfermedad de Alzheimer ha sido en gran medida una decepción en los últimos 10 años”, explica Yadong Huang, director del informe. “Muchos medicamentos funcionan de maravilla con ratones, pero hasta ahora todas han fallado en los ensayos clínicos“.

Por esto, el equipo recurrió al uso de células humanas creadas en laboratorio e hizo crecerlas gracias a una muestra de piel de pacientes con Alzheimer (que tienen dos copias del gen apoE4), así como muestras de personas con la variante normal, conocida como apoE3.

A partir de esto, los investigadores pudieron estudiar exactamente cómo la variable del gen apoE4 influye en la acumulación de proteínas tau y placas beta-amiloides, que están relacionadas con el desarrollo de la enfermedad del Alzheimer. Después de descubrir que sí, que de hecho causa que ocurra esta acumulación, querían saber cómo ocurría: ¿la presencia de apoE4 causa una pérdida de la función de apoE3, o es ella misma la que causa los efectos observados? Estas respuestas son vitales en cuanto a cómo podemos tratar esta patología.

“Si el daño es causado por la pérdida de la función de una proteína, querrá aumentar los niveles de esta para complementar estas funciones”, afirma el experto. “Pero si la acumulación de una proteína conduce a una función tóxica, deseas reducir la producción de esta proteína para bloquear su efecto perjudicial”.

Las neuronas humanas cultivadas en el laboratorio pudieron demostrar que era la presencia de apoE4, y no simplemente la ausencia de apoE3, la causa de que las proteínas dañinas se acumularan en las células. Esto significa que los investigadores podrán utilizar el trabajo anterior que habían realizado para alterar el gen apoE4 anormal y parecerse al gen inocuo apoE3, usando lo que se llama un “corrector estructural”.

Al dirigir el gen de esta manera, en efecto fueron capaces de neutralizarlo y restaurar la función normal de las neuronas. Ahora esperan trabajar con compañías farmacéuticas para ver si pueden traducir lo que encontraron en un medicamento que luego se pueda someter a ensayos clínicos.

Fuente IFLScience
Comentarios