Antes del siglo XIX, los símbolos utilizados para identificar a los servicios médicos de las fuerzas armadas variaban en función del país de origen. Por lo cual aveces la gente se confundía.

En 1863 un comité formado por cinco miembros, tubo como objetivo adoptar un único signo distintivo, que contara con respaldo jurídico, para indicar la obligación de respetar a los servicios médicos de las fuerzas armadas. Este comité fue más adelante el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR).

Ese mismo año convocaron la primera Conferencia Internacional, que entre otras cosas adoptó la cruz roja sobre fondo blanco como emblema distintivo universal. Eligieron la cruz roja debido a que Suiza la tiene en su bandera y fue el promotor de esta propuesta. Hubo ciertos problemas por el tema de la cruz, por lo cual también el emblema de la media luna roja como señal distintiva en los países islámicos.