Encuentran combustible por primera vez en uno de los reactores de Fukushima

Un grupo de ingenieros ha afirmado que pueden haber encontrado parte del combustible radioactivo derretido de uno de los reactores de Fukushima. Este es un paso vital para la limpieza y el desmantelamiento de la planta nuclear.

El descubrimiento ha sido realizado por un robot llamado Little Sunfish, que entró en el reactor inundado el viernes y finalizó su misión el sábado. Este era uno de los tres reactores, de los seis que hay en total, que provocaron los incidentes de la planta nuclear de Fukushima después de que un tsunami golpeara las costas niponas el marzo del 2011.

En el fondo de la vasija de contención primaria, el robot captó imágenes de lo que parecen desechos de combustible. Estos elementos que podemos ver en el vídeo, el material negro que parece lava, es probablemente el combustible nuclear que ha ido goteando a través del reactor dañado. La misión ha sido realizada por la Compañía de Energía Eléctrica de Tokio.

Tadashi Narabayashi, un profesor de ingeniería nuclear que trabaja en la Universidad de Hokkaido, afirma que “las imágenes muestran lo que parece ser combustible derretido, puesto que coincide con lo encontrado en Chernobyl“.

Si se confirma, esta será la primera vez que se encuentra el combustible tras el accidente en el reactor 3. Parte del combustible está colgando alrededor de las varillas del reactor, mientras que otro parece haberse resolidificado cerca de una pared que sostiene el recipiente.

La ubicación explorada por Little Sunfish es la de debajo del núcleo, donde se piensa que el combustible ha ido formando un charco y ha ido derritiéndose. Sin embargo, los ingenieros no esperan encontrar todo el combustible hasta 2021, momento en el que podrá a procederse a limpiar y desmantelar, hecho que se espera que tome hasta cuatro décadas y tenga un costo de 150 millones de euros.

Little Sunfish será vital para acortar lo máximo posible este proceso. El pequeño robot, de tan solo 30 centímetros de largo y 13 centímetros de ancho, ha conseguido meterse entre los agujeros del reactor 3. No está claro cuándo volverá a entrar ahí, pero por el momento ha logrado avances vitales.

Fuente IFLScience

Curiosidades relacionadas Más del autor

Comentarios