Logran clonar al primer perro clonado

Snuppy fue el primer cachorro clonado del mundo; nacido en 2005, el can de raza afgano fue anunciado como una maravilla científica. Incluso llegó a ser la portada de la revista TIME cuando nació. Aunque falleció el año 2015, su legado sigue vivo… literalmente.

Científicos surcoreanos han revelado que han reclonado tres cachorros con las células de Snuppy para así “inmortalizar el logro histórico de clonar un perro y proporcionar los recursos genéticos para futuras investigaciones”. La investigación ha sido publicada en la revista Nature Reports.

Tomaron tejido de Snuppy cuando solo tenía cinco años. Las células de esta muestra se recogieron y se guardaron en nitrógeno líquido, y luego se insertó en el óvulo de una perra de la cual se había eliminado el ADN. Un total de 94 embriones tempranos reconsruidos fueron transferidos a los oviductos de siete perros receptores. Para sorpresa de los investigadores, tres receptores quedaron embarazadas el mismo día.

Cuatro cachorros nacieron, aunque uno murió después de solo cuatro días. Los otros tres tienen poco más de un año y están saludables.

La repetición de clones es para responder a una pregunta muy sencilla: la clonación, o la clonación de los clones, o la clonación de los clones reclonados, ¿tienen un efecto perjudicial sobre la salud de los animales? Snuppy vivió hasta los 10 años, la edad promedio de los afganos; el perro del que fue clonado, Tai, vivió hasta los 12 años. Aunque ambos murieron de diferentes cánceres a edades ligeramente diferentes, está dentro de los límites normales.

Antes de 2005, los científicos progresaron mucho con la clonación de ovejas, ratones, vacas, cerdos, cabras, conejos y gatos. Sin embargo, no podían hacerlo con los perros. En agosto de 1997, un equipo de genetistas de la Universidad de Texas lanzó un proyecto de 3,7 millones de dólares para avanzar, pero fue un fracaso. Después de años de desconcierto, el éxito con Snuppy fue ampliamente celebrado por el mundo científico, aunque conllevó mucha polémica.

Sin embargo, a pesar de las críticas que recibió Hwang Woo-suk, el que clonó a Snuppy, el cachorro vivió bien. Ahora, estos tres pequeños continúan ayudando a impulsar nuestra comprensión sobre la clonación, la salud y los perros.

Fuente Nature
Comentarios