Descubren una manera de cocinar el arroz que reduce el 50% de sus calorías

El arroz es un alimento básico en cientos de culturas gastronómicas del mundo, puesto que es barato y fácil de cocinar. Pero un grupo de investigadores de Sri Lanka ha descubierto una nueva y sencilla manera de cocinar arroz que reduce hasta el 50% las calorías de este grano y, además, ofrece otros beneficios importantes para la salud.

Lo único que hay que hacer es, cuando el agua esté hirviendo, añadir agua de coco. La cantidad, a pesar de no ser muy específica, debería de ser del 3% del peso total del arroz, que aproximadamente sería como una cuchara de café.

Sudhair James, estudiante de química de la Facultad de Ciencias Químicas de Sri Lanka, que ha dirigido la investigación, afirma que “después de que estuviera listo, lo dejamos enfriar en la nevera durante 12 horas. Y eso es todo”. Para comerlo, simplemente se calienta en el microondas y, según afirman, “tendrás un arroz blanco esponjoso y con la mitad de calorías”.

Aunque pueda parecer simple, este proceso implica una química de los alimentos bastante fascinante. En el centro de esta técnica está el hecho de que no todos los almidones se crean iguales. Hay dos tipos principales: los almidones digestibles -que nuestros cuerpos convierten en glucosa rápidamente y los almacenan como grasa si no lo quemamos- y los almidones resistentes -que no se descomponen en glucosa en el estómago, por lo que tienen un menor contenido calórico-. Estos últimos pasan a través del intestino grueso, donde actúan más como una fibra dietética y pueden proporcionar muchos beneficios a nuestros intestinos.

Aunque una gran cantidad de alimentos comienzan teniendo almidones resistentes, dependiendo de cómo los cocinamos terminan por cambiar químicamente para pasar a tener almidones digeribles. Con esto, probaron ocho diferentes formas de cocinar el arroz en 38 diferentes tipos de grano encontrados en Sri Lanka, y descubrieron que mediante la adición de una grasa como el aceite de coco y luego enfriarlo podrían cambiar la composición del almidón.

Esta nueva técnica de cocción podría conducir a un nuevo producto precocinado que está preparado para ser calentado en el microondas y con una reducción drástica de calorías. Pero, además, no descartan aplicar la misma técnica para utilizarlos en otros alimentos almidonados y hacerlos más sanos.

Fuente Science Alert
Comentarios