Hay una razón un tanto turbia en porqué las mujeres dan a luz tumbadas

Hay posturas más ventajosas que estar tumbada para dar a luz: los rayos X han demostrado que la salida pélvica se ensancha cuando se pone en cuclillas o reposas tus manos en las rodillas, acortando el proceso del parto.

Varios estudios científicos muestran que acostarse de espaldas durante el parto prolonga el proceso y retrasa la contracciones; sin embargo, la mayoría de mujeres de todo el mundo dan a luz en esta posición.

Entonces, ¿por qué hemos acabado dando a luz en esta posición? La respuesta es porque un rey pervertido disfrutaba de que sus esposas dieran a luz en esta posición: Luis XIV de Francia. “Antes de esto, la historia muestra que las posturas verticales se utilizaban ampliamente”, escribe la profesora Lauren Dundes en el American Journal of Public Health.

El rey Luis XIV tuvo 22 hijos durante su vida. “Disfrutaba viendo a las mujeres dar a luz”, afirma Lauren. Debido a esto, “promovió la posición reclinada; también insistió en que hubiera otra figura femenina más, las comadronas”. Los académicos han afirmado que le gustaba observar por razones “perversas”, según un estudio.

Desde entonces, esta posición a dominado, a pesar de sus desventajas, la postura para parir. Todavía se utiliza hoy en día en las culturas occidentales, todo porque hace cientos de años a un espeluznante rey vouyer le gustaba mirar.

Fuente Public Health Public Health
Comentarios