La fuerte relación entre la curiosidad, el aprendizaje y la tecnología: como disfrutarlas lo mejor que puedas

thumbnail_estudiarCuando leemos un libro o vemos una película que nos interesa, solemos acordarnos de la mayoría de los detalles del argumento sin esfuerzo alguno. Esto se debe a la curiosidad: cuando leemos un artículo que nos produce un estado de expectación, el cerebro actúa succionando toda la información sobre dicho tema de forma rápida y efectiva.

¿Sabías que también la tecnología desempeña un papel primario en la retención de informaciones? A continuación veremos cuales son los factores que favorecen un proceso de aprendizaje eficaz.

 

 

 

 

 

 

 

El aprendizaje y la curiosidad

Este descubrimiento de la neurociencia sobre la curiosidad puede resultar extremadamente útil: el aprendizaje motivado como instrumento fundamental a la hora de retener informaciones podría llegar a ser el motor principal en la educación. Una metodología muy recomendable, sobre todo, durante los estudios universitarios, ya que a medida que llegamos a la edad adulta, la capacidad de concentración y de retener información disminuye, necesitando nuevas motivaciones que nos permitan aprender más.

El aprendizaje y la tecnología

La tecnología también influye positivamente sobre el aprendizaje. Esto se debe a la llamada “curiosidad perceptiva diversificada”: según los expertos en neurociencia ese tipo de curiosidad nos provoca un aumento de la atención hacia las novedades de nuestro entorno. Es de este modo que la tecnología acaba alimentado el aprendizaje, fomentando la búsqueda de información para que el deseo de informaciones siempre sea despierto.

Para un aprendizaje de calidad

thumbnail_estudianteUn ejemplo de aplicación de este método de motivación podría ser lo aplicado por las universidades a distancia que ofrecen cursos a través de plataformas e-learning. Quizás estas sean capaces de fortalecer todo el proceso de aprendizaje, aún no existen estudios que lo demuestran pero estos institutos tienen todas las credenciales para hacerlo. De hecho, gracias a universidades a distancia como la reconocida Unicusano, los alumnos pueden estimular sus curiosidad eligiendo entre una gran variedad de carreras universitarias online y, al finalizar los estudios obtendrán un título tan válido como los obtenidos en las universidades tradicionales.

Lo que si es verdad es que los alumnos de este tipo de universidades tecnológicas sin duda se concentran más en los estudios, ya que pueden elegir el mejor momento para estudiar o recibir las lecciones sin tener distracciones pero, al mismo tiempo, sin renuncias a las ayudas de los tutores y docentes.

Cómo mejorar la memoria

Sobretodo a la hora de estudiar, muchas personas se limitan a aprender de memoria la información, una práctica aburrida y frustrante. Sin embargo es importante saber que la memorización se puede realizar utilizando la inteligencia la creatividad y la fantasía.

Lo más importante es ofrecerle a nuestro cerebro los nutrientes necesarios para su buen funcionamiento. Una dieta rica en Omega3, con pocas grasas saturadas y rica en frutas y verduras contribuye a mejorar notablemente la concentración y la capacidad de memorización. Además existen varias técnicas para ayudar a mejorar la memoria: estudiar en voz alta, gesticular ayudan a fijar los conceptos mientras estamos estudiando. Sin embargo, escribir un diario personal, ayudará a desarrollar la memoria a corto plazo, lo que te permitirá aprender, planificar y razonar de forma más eficaz.

Como último consejo, para estudiar bien hay que descansar lo suficiente. Es importante dormir las horas necesarias y también, durante la fase de estudio, es recomendable descansar 10 minutos cada 2 horas para que los conceptos se consoliden. Si además aprovechamos el descanso para estar en contacto con la naturaleza (en un parque, un jardín o en el campo), nuestra memoria puede mejorar hasta en un 20%.

Curiosidades relacionadas Más del autor

Comentarios