La nueva inteligencia artificial de Google es capaz de tomar decisiones y planes para el futuro

Investigadores de DeepMind, adscrito a Google, han comenzado a desarrollar una inteligencia artificial con imaginación que puede razonar a través de decisiones y hacer planes para el futuro, sin verse influenciado por las instrucciones humanas.

En otras palabras, esta IA podría imaginar las consecuencias de las acciones antes de tomarlas, algo que los humanos damos por sentados, pero que es algo difícil de desarrollar en los robots.

El equipo afirma que esta habilidad será crucial en el desarrollo de algoritmos de inteligencia artificial para el futuro, permitiendo que los sistemas se adapten mejor a las condiciones cambiantes para las que no se han programado específicamente.

“Por ejemplo, si coloca un vaso en el borde de una mesa, es probable que ahora el robot considere lo estable que es y si se podría caer“, explican los investigadores en un blog. “Sobre la base de esa consecuencia imaginada, podría reajustar el vaso para evitar que se caiga y se rompa”, añaden.

“Si nuestros algoritmos desarrollan comportamientos igualmente sofisticados, también deberán tener la capacidad de ‘imaginar’ y razonar sobre el futuro, además de que deben de ser capaces de construir un plan utilizando estos conocimientos”, concluyen.

Para lograr este desarrollo, los investigadores combinaron varios enfoques de IA existentes, entre los que se incluyen el aprendizaje de refuerzo -a través del ensayo y error- y aprendizaje profundo -a través del procesamiento de grandes cantidades de datos-, de manera similar a como trabaja un cerebro humano.

Una de las maneras en que probaron los nuevos algoritmos fue con un videojuego de los años 80 llamado Sokoban, en el que el jugador tiene que empujar unas cajas para resolver unos puzzles. Algunos movimientos puede hacer que el nivel sea imposible de resolver, por lo que se necesita una planificación previa avanzada. A continuación podemos ver un vídeo donde la IA juega a un nivel.

Los investigadores descubrieron que su nueva inteligencia artificial resolvió el 85% de los niveles a los que fue expuesto, en comparación con el 60% de éxito que tenían las inteligencias artificiales anteriores. El equipo señaló varias mejoras en los nuevos robots: podían manejar mejor las lagunas de su conocimiento, eran mejores escogiendo información útil y podían aprender diferentes estrategias para hacer ciertos planes.

A pesar del éxito en las pruebas realizadas por DeepMind, aún estamos en los primeros pasos para estas tecnologías, y estos juegos están muy lejos de representar la complejidad del mundo real. Sin embargo, es un comienzo prometedor en el desarrollo de la IA.

Fuente Science Alert
Comentarios