Este lunes empezaremos con un poco de humor curioso. Es algo habitual olvidar el lado de la tapa del depósito del coche al llegar a la gasolinera. Al equivocarse, algunos optan por alargar la manguera para llegar al depósito, otros prefieren mover el coche para colocarlo en el lado correcto.

Esta mujer elige la segunda opción, pero parece que utiliza un método algo extraño para volver a colocar el coche, ya que siempre vuelve a equivocarse. Parece confusa cada vez que sale del coche para advertir que se ha vuelto a equivocar. ¿Se está moviendo la tapa del depósito de lado a causa de alguna fuerza cósmica?

Finalmente, gracias a la ayuda no intencionada de un tercero, parece que todo vuelve a la normalidad. ¡Uf!