Neurona artificial imita la función de las células humanas

En el Instituto Karolinska, en Estocolmo (Suecia) han conseguido construir una neurona artificial completamente funcional a base de bioelectrónica orgánica. Como artificial que es, no contiene ningún tipo de ‘elemento vivo’ o tejido extirpado del cuerpo humano, pero aún así cumple en la función de actuar de la misma manera que una célula nerviosa lo haría e incluso poder comunicarse con ellas.

El proceso de comunicación entre neuronas es similar a como se transmiten algunos elementos de la flora, por ‘esporas’ (en un ejemplo un tanto simple). Ellas no están en contacto directo, sino que hay cierta distancia entre ellas y, a la hora de enviar información utilizan estimulaciones eléctricas que se liberan en forma de ‘esporas’, que recibe la siguiente neurona y las procesa.

«Esta neurona artificial está creada con polímeros conductores y funciona de la misma manera que lo hace una neurona humana», dice Agneta Richter-Dahlfors. «El siguiente paso que nos gustaría conseguir es conseguir implementar este dispositivo en el cuerpo humano».

Esta nueva técnica hace que por fin sea posible estimular las neuronas en base a señales químicas específicas recibidas de distintas partes del cuerpo. En el futuro, esto puede ayudar a los médicos a ‘pasar por alto’ las neuronas dañadas y transmitir la información por estas neuronas artificiales pudiendo así llevar las señales eléctricas a su objetivo. Esta función podría volver a hacer posible que una persona con parálisis en alguna extremidad o en otra parte de su cuerpo volviese a poder moverla sin intervenciones quirúrgicas mayores.

artificialNeurona