Las hormigas se suicidan por el bien de la colonia

A pesar de lo pequeñas que son, la vida de las hormigas está repleta de curiosidades. Hace poco descubrimos que construyen balsas con sus cuerpos para escapar de las inundaciones en las que la hormiga reina tiene la prioridad.

Pues bien,  no es la única muestra de sacrificio que hacen por la colonia. Las hormigas son capaces de suicidarse si fuera necesario para proteger a las que le rodean. Las hormigas del género Cylindricus tienen una bolsa interna repleta de un fuerte ácido que pueden hacer explotar cuando quieran.

Esto lo usan en el momento en que la colonia se siente amenazada, haciendo estallar la bolsa de ácido de color amarillo. Este fenómeno recibe el nombre de autothysis. Las hormigas de este género son capaces de morir por salvar a las demás hormigas, es algo innato en ellas, nacen sabiendo de lo que son capaces y lo que tienen que hacer por las demás de su especie.

coloniahormigassuicidio