El cannabis afecta la genética del esperma

Una nueva investigación del Centro Médico de la Universidad de Duke ha descubierto que uno de los ingredientes activos del cannabis, el tetrahidrocannabiol (THC), puede provocar cambios estructurales y reguladores del ADN de los espermatozoides del usuario.

Como informa la revista Epigenetics, un equipo de investigadores realizó experimentos en ratas y en 24 hombres. Descubrieron que el THC parece afectar dos vías celulares importantes y causar metilación del ADN, donde la actividad de un segmento de ADN puede cambiar sin alteraciones en la secuencia en sí.

Esto tiene consecuencias potencalmente importantes para la reproducción y, por este motivo, los investigadores sugieren que los futuros padres sean cautelosos a la hora de consumir cannabis y exigen estudios más a fondo. No está claro en esta etapa si los efectos vistos en el perfil genético de los espermatozoides son reversibles o si pueden transmitirse a la siguiente generación.

“Lo que hemos descubierto es que los efectos del consumo de cannabis en los machos y su salud reproductiva no son completamente nulos, ya que hay algo sobre el consumo de cannabis que afecta el perfil genético del esperma”, afirma el autor principal, el profesor Scott Kollins, en un comunicado. “Aún no sabemos qué significa eso, pero el hecho de que más y más hombres jóvenes tengan acceso al cannabis es algo que debemos plantearnos”.

La epigenética es la rama encargada de estudiar los cambios en los organismos que afectan la expresión génica sin alterar el ADN. Muchos factores pueden llevar a cambios epigenéticos en el esperma, como la obesidad, el tabaco y la exposición a pesticidas y materiales ignífugos. Este es un estudio muy pequeño, pero es un comienzo para comprender los efectos que el cannabis con alto contenido en THC podría tener en el cuerpo.

El equipo planea continuar esta investigación en estudios más amplios para ver si los cambios son reversibles cuando se detiene el consumo de cannabis. También están interesados en examinar a los niños cuyos padres tienen espermatozoides alterados por el THC para ver si los cambios se transmiten a la próxima generación.

“Sabemos que hay efectos del uso de cannabis en los mecanismos reguladores del ADN espermático, pero no sabemos si se pueden transmitir a la próxima generación”, agrega la autora principal, la doctora Susan K. Murphy. “En ausencia de un estudio más amplio y definitivo, lo mejor que podemos decir ahora es que probablemente sí se produzcan cambios en la descendencia. Yo diría, como precaución, de dejar de consumir cannabis durante al menos seis meses antes de concebir”.

cannabisdroga