Estudios revelan que la cerveza fortalece los huesos

Aunque se ha demostrado que el exceso de alcohol es un factor importante de riesgo de osteoporosis, el consumo moderado de cerveza parece tener efectos beneficiosos en los huesos. Esta es una de las conclusiones de un estudio que ha medido, en una centenar de cervezas, el contenido en Silicio, un elemento clave para mantener una densidad ósea adecuada y prevenir la osteoporosis.

La osteoporosis es la enfermedad metabólica ósea más frecuente en el ser humano. Afecta al 35% de las mujeres españolas mayores de 50 años , porcentaje que se eleva hasta el 52% en las mayores de 70.
El síntoma más característico es la pérdida de masa ósea, que conlleva a su vez, la disminución de la resistencia ósea, el aumento de fragilidad ósea frente a los golpes y la susceptibilidad de sufrir fracturas.

El silicio mediante la estimulación de diferentes procesos, como calcificación y la formación de células óseas ayuda a prevenir pérdida de masa ósea. Está presente en todos los tejidos del cuerpo, pero los tejidos con las más altas concentraciones de silicio son los tejidos de los huesos y otros tejidos conectivos.

Según los datos del estudio, el contenido de silicio varía entre 6,4 y 56,5 miligramos por litro de cerveza y esta formando parte de un compuesto asimilable (ácido ortosilicícico) por nuestro cuerpo. Esta característica convierte a la cerveza en una de las fuentes más importantes del químico.
Así que por ejemplo, una persona que ingiere dos cañas al día (aproximadamente medio litro) de una cerveza con 30mg/l de silicio, obtendrá a partir de la ingesta de cerveza, 15mg de silicio al día. La Cantidad Diaria Recomendada (CDR) de este oligoelemento oscila entre los 15 mg y los 40 mg al día.

 

Los autores, de la Universidad de California, han sido los primeros en estudiar la variación entre los diferentes tipos de bebida. Han analizado el efecto del malteado, concluyendo que las cervezas con mayor concentración de cebada malteada y lúpulo contienen más silicio, ya que este se encuentra principalmente en la cáscara del cereal.

Además de silicio la cerveza aporta carbohidratos, proteínas, vitaminas y, según una investigación reciente de la Universidad de Extremadura publicada en la revista Nutrition, es rica en fitoestrógenos. Estos compuestos químicos son similares a los estrógenos humanos, hormonas femeninas cuyos niveles descienden al llegar la menopausia en la mujer, lo que aumenta el riesgo de sufrir osteoporosis.

Para terminar es importante puntualizar que se entiende por «ingesta moderada» una media de entre 1 y 2 cervezas diarias en mujeres y entre 2 y 3 cervezas diarias en hombres.

cervezaelementohuesos