Monos con parálisis vuelven a caminar gracias a un implante cerebral

 Un grupo de macacos con importantes lesiones medulares fueron capaces de caminar de nuevo. Esta recuperación fue en menos de seis días después de que dicha lesión se produjera, gracias a un sistema cerebro-espinal. Gracias al uso de implantes eléctricos colocados estratégicamente, las señales eléctricas vuelven a viajar entre el cerebro y las piernas.

En un comunicado, el coautor del estudio Grégoire Courtine ha explicado que «es la primera vez que la neurotecnología restaura la locomoción de los primates», pero advirtió que «hay muchos retos por delante, y pueden pasar varios años antes de que todos los componentes de esta intervención puedan ser probados en personas».

Cuando no hay lesiones, las señales procedentes de la corteza motora del cerebro se retransmiten a la región lumbar a través de la columna vertebral. Sin embargo, con una lesión en la columna vertebral, esta comunicación puede verse interrumpida, y el movimiento no se realiza.

Para contrarrestar dichas lesiones, los investigadores colocaron un conjunto de electrodos sobre la corteza motora de los monos con lesiones medulares, al fin de registrar las señales que se originan en esta parte del cerebro cuando los animales intentaron caminar. A continuación, esta actividad neuronal se transmitió de forma inalámbrica a un ordenador de control que utilizó un algoritmo para identificar las señales que codifican la flexión y la extensión muscular.

Una vez dichas señales fueron decodificadas, el ordenador las transmitió a un electrodo colocado en la región lumbar de los primates, justo en la zona lesionada, que a su vez estimuló eléctricamente las redes neuronales, provocando que los músculos de las piernas se contraigan.

«El primate era capaz de caminar inmediatamente una vez que la interfaz electrónica se activó», afirma el coinvestigador, Erwan Bezard.

El estudio completo puede leerse en la revista Nature, y una mayor investigación que implica el uso de esta interfaz en seres humanos ha sido aprobada. En caso de que estos proyectos tengan éxito, el sistema podría ser un gran paso adelante, y nunca mejor dicho, en el tratamiento de la parálisis.

avancecienciaimplante