Nacer en invierno aumenta las posibilidades de sufrir esquizofrenia

La esquizofrenia es un duro trastorno mental que se caracteriza por alteraciones en la percepción o expresión de la realidad de una persona.

La Universidad Vanderbilt en Tennessee (EE UU) realizó una investigación en la que analizó la relación entre la alteración del reloj biológico y el mes del año de nacimiento de un bebé. Este estudio ha sido ampliado por la Universidad de Granada, que tras diversas comprobaciones ha concluido que nacer en invierno es un punto negativo para la salud mental de las personas. Los bebés que nacen en los meses de enero, febrero y marzo son más proclives a tener esquizofrenia de mayores.

La investigación recopiló datos de 300 personas en la que observó que muchos de los pacientes con este trastorno mental, habían nacido en meses invernales y en el periodo de la posguerra en el que la falta de comida y más concretamente de vitamina D, ayudó al desarrollo de la esquizofrenia.

La vitamina D se produce en el cuerpo en mayor cantidad en los meses de calor ya que hay más horas de luz solar, por ello mientras más al norte vamos, más aumentan los casos de esquizofrenia.

caloresquizofreniafríoinviernomesesvitamina D