Todo lo que debes saber sobre las facturas intracomunitarias

A la hora de hacer una factura intracomunitaria es necesario tener en cuenta diversos factores, como por ejemplo si debe emitirse con IVA o sin IVA. Pues bien, en la siguientes líneas intentaremos dar respuesta a cómo debe hacerse una factura de este tipo.

¿Cómo se hace una factura intracomunitaria?

Afortunadamente, es muy sencillo hacer facturas gratis. Para hacer un factura intracomunitaria, en primer lugar debemos tener presente el tema de la numeración. Es decir, las facturas tienen que llevar una serie de numeración correlativa, en fecha y número. Se puede crear una serie de numeración diferente para aquellas que sean intracomunitarias, y de este modo distinguirlas de las corrientes.

Las facturas deben incluir también su fecha de emisión y vencimiento, es decir, cuándo son emitidas y cuándo vencen los pagos de estas. Aunque la fecha de vencimiento no es obligatoria, lo cierto es que ayuda a controlar el estado de pago, y a recordar cuándo se puede recibir ese cobro. Además de lo anterior, las facturas deben contener un concepto, es decir, una descripción de la operación que se lleva a cabo, o por ejemplo qué es lo que se compra o lo que se vende.

Es fundamental que las facturas incluyan los tipos impositivos correspondientes, esto es, el IVA o IRPF en aquellos casos que lo requiera. En las facturas intracomunitarias no es necesario aplicar el IVA si ambas partes tienen NIF. Por otro lado, es posible incluir la fecha de pago, si bien este dato tan solo sirve para control propio, es decir, para saber si la factura se ha cobrado o no y en su caso, cuándo ha tenido lugar dicho pago.

Finalmente, en el caso de las empresas, será obligatorio que la factura contenga información del registro mercantil. Es decir, debe informar sobre la información que contiene el registro mercantil acerca de la empresa, por ejemplo la página y el folio.

Se recomienda que en aquellas facturas intracomunitarias que se emitan si IVA intracomuntario, se añada al pie de la factura que se trata de una operación exente de IVA, de acuerdo con la directiva comunitaria.

¿Qué es el IVA intracomunitario?

El IVA intracomunitario se define como el conjunto de normas que se aplican a las transacciones comerciales realizadas entre países de la Unión Europea. Este sistema ofrece una importante ventaja, que es que no obliga a los empresarios ni a los autónomos a introducir el IVA en sus facturas a clientes europeos.

No obstante, para ello es necesario darse de alta en el Registro de Operadores Intracomunitarios (ROI). Si bien no se trata de un trámite obligatorio, lo cierto es que es bastante aconsejable gestionar la inscripción en el ROI, porque de este modo las compras quedan exentas del IVA, aunque estén sujetas a este impuesto.

Quien esté dado de alta en el ROI no tendrá que incluir el IVA en aquellas facturas cuyo destinatario esté dado de alta en este registro también, de modo que el cliente pagará bastante menos y será mucho más competitivo.

asesoresfacturas