Los «bancos akiya»: casas regaladas en Japón

Japón tiene en sus tierras más de 8 millones de hogares desocupados. Tantos, que los propietarios han comenzado a regalarlas.

Algunas administraciones locales ofrecen subsidios para aquellos que estén dispuestos a demoler su hogar y construir uno nuevo, según The Japan Times. Otros, optan por usar lo que se conoce como «bancos akiya» (空き家), una término japonés que significa «hogar vacío», en el que el propietario regala su hogar o lo vende por unos pocos euros.

Muchas de las casas están en mal estado, debido a los métodos de construcción que se utilizaron durante la posguerra, en la década de los 60. Estas estructuras prefabricadas tienen una vida útil de solo 20 o 30 años, según The Guardian. Algunos también han sido construidos en terrenos inclinados, lo que los hace estructuralmente poco sólidos. Pero hay razones más importantes por las que nadie parece interesado en comprarla.

La población japonesa se está reduciendo, y los expertos predicen una pérdida de unos 16 millones de ciudadanos en poco más de 20 décadas. La población tiende al envejecimiento, lo que significa que cada vez más hogares quedan vacíos. Y ya no solo en zonas extraurbanas: en grandes ciudades también se está viendo un aumento de hogares vacíos. Según un tabloide japonés, una de cada 10 casas en Tokio están vacías.

Durante un tiempo, muchos propietarios de estos hogares vieron una posibilidad de sacarles rendimiento económico permitiendo publicar sus hogares en portales como Airbnb y otros servicios similares. Sin embargo, en junio se aprobó una ley que restringía de forma severa los contratos de alquiler.

Los pocos compradores de hogares japoneses siguen priorizando las nuevas construcciones, ya que la arraigada tradición nipona ve con mal augurio vivir en un hogar que ya fue habitado, por si hubo algún asesinato, suicidio o robo. Así, las casas «akiyas» siguen como su raíz morfológica: vacías.

Japónpoblación