¿Un coche híbrido-volador para 2018?

 Mientras que el uso generalizado de los coches eléctricos aún es algo lento (aunque constante), una empresa con sede en Massachusetts ha dicho que será capaz de producir un coche semi-eléctrico, auto-dirigido y volador en tan sólo… dos años.

Terrafugia ha dicho que va a producir un prototipo del coche volador TF-X para el año 2018, con la esperanza de ponerlos en el mercado entre 2024 y 2028. La compañía afirma que su creación no debería e ser mucho más caro que «un coche de gama alta», y que cabrá en un garaje estándar.

El TF-X se puede conducir como un coche tradicional de cuatro plazas, sin embargo, contará con dos hélices a los lados para poder despegar. A partir de aquí, las hélices se pliegan hacia abajo y empujan el vehículo hasta 800 kilómetros a una velocidad de 320km/h, según afirma la propia compañía.

A pesar de que el coche será capaz de ser motorizado por energía eléctrica cuando circule por tierra, se cree que a la hora de volar deberá de contar con un motor de combustión convencional asistido de un motor eléctrico. Su nota de prensa afirma que el «TF-X será semi-autónomo y se podrá utilizar un ordenador para que los pasajeros puedan, simplemente, escribir un destino antes de despegar y disfrutar del viaje».

Estos son planes ambiciosos, especialmente para un plazo tan corto. Sobre todo por los problemas. Aunque las barreras de ingeniería y diseño ya han sido abiertas, y sus problemas son ya subsanados, todavía hay una serie de problemas legales y de seguridad que la empresa tendrá que resolver antes de que su prototipo esté disponible comercialmente. Por ejemplo, no está claro si se requiere una licencia de piloto para pilotarlo. Otras compañías han hecho promesas similares de venta pública de un coche volador, de los cuales ninguno ha sido fabricado, por lo que hay un cierto aire de escepticismo a su alrededor.

Sin embargo, la compañía recibirá a varios inversionistas para ayudar a la empresa a tirar para adelante el proyecto. Para acompañar la noticia del TF-X, Terrafugia también proporcionó un vídeo que muestra cómo podría funcionar su prototipo.

cocheTerrafugiavolador