Los experimentos humanos más crueles de la historia

Dejar morir de sífilis, dar de comer sustancias radioactivas o provocar caries son algunos de los experimentos en seres humanos más crueles que se han realizado en la historia.

En el campo número 22 de Haengyong, cercano a la frontera con Rusia, estaban confinadas familias acusadas de traición de por vida que presentaban aparte de desnutrición, deformidades provocadas por médicos en prácticas que los operaban sin anestesia.

Josef Mengele, obsesionado con demostrar genéticamente la supremacía de la raza aria, experimentó con gemelos a quienes sometió a torturas como inyectarles sustancias químicas en los ojos para intentar cambiar su color o coserlos para crear siameses.

El Ejército Imperial Japonés masacró a 200.000 hombres, mujeres y niños con experimentos con agentes químicos y biológicos y mutilaron a presos y civiles. El Gobierno de Estados Unidos reaccionó ante esto concediéndoles la inmunidad a cambio de la concesión del resultado de las investigaciones.

El Servicio Público de Salud estadounidense reclutó a 600 afroamericanos prometiendo el tratamiento de la enfermedad que poseían, sífilis, para realizar un experimento de entre seis y nueve meses, que posteriormente se extendió a 40 años en los que no recibieron medicación. La realidad desde un principio era que se les iba a dejar morir para averiguar la evolución de esta enfermedad hasta la muerte.

 

 

Fuente www.muyinteresante.es......
Curiosidades relacionadas
Comentarios