Consiguen grabar el sonido de la fosa de las Marianas

Por primera vez, un grupo de científicos han colocado un hidrófono revestido de titanio en lo más fondo del océano, en la fosa de las Marianas, del Océano Pacífico, a una profundidad de unos 11.000 kilómetros. Dejaron el hidrófono durante más de tres semanas.

“Uno pensaría que la parte más profunda del océano sería uno de los lugares más tranquilos del Planeta”, afirma Robert Dziak, oceanógrafo de la Administración Estadounidense Oceánica y Atmosférica y científico jefe del proyecto. “No obstante, realmente hay un ruido casi constante, tanto de fuentes naturales como por el sonido de los terremotos”. “También se oye el ruido del tráfico de barcos, por el claro patrón de sonido que hacen las hélices cuando pasan”, añade.

El objetivo de este estudio fue obtener mediciones precisas del ruido para que los científicos puedan determinar en el futuro si los niveles de ruido están aumentando. Sin embargo, las profundidades del océano son una región particularmente difícil de estudiar.

“Nunca habíamos colocado un hidrófono a más de dos kilómetros por debajo de la superficie, así que bajar un instrumento a 11 kilómetros fue todo un reto”, declara Haru Matsumoto, quien ayudó a desarrollar el instrumento.

Aunque la misión era harto complicada, los resultados merecieron el esfuerzo. Robert Dziak y el resto del equipo han analizado los tres sonidos de las tres semanas y han separado el ruido natural y el ruido generado por las actividades humanas. El equipo está planeando nuevas investigaciones en el futuro, donde mantendrán el hidrófono sumergido por un tiempo más largo, acompañado por una cámara que lo filmará todo.

Curiosidades relacionadas
Comentarios