Descubren que el cerebro produce fructosa

Investigadores de la Universidad de Yale han descubierto que el cerebro es capaz de producir fructosa, un azúcar simple que se suele encontrar en frutas, verduras y miel, y que a pesar de tener un papel fisiológico menos importante, se ha relacionado con el desarrollo de la obesidad y de la diabetes tipo 2.

Cuando hay un exceso de glucosa, el cuerpo la convierte en fructosa, utilizando un proceso llamado vía del poliol: una reacción química implicada en las complicaciones diabéticas. Los investigadores, en su publicación en la revista JCI Insight, afirman que el cerebro usa esta vía para producir fructosa en el cerebro.

A diferencia de la glucosa, que se metaboliza en todo el cuerpo, la fructosa lo hace normalmente en el hígado, y en los hombres, en los espermatozoides. Esto hace que difícilmente la fructosa pueda viajar al cerebro, puesto que la sangre tiene niveles bajísimos. Sin embargo, sí se ha encontrado altos niveles en el cerebro y, también, en la médula espinal, por lo que optan que este tipo de azúcar se forme en nuestro cráneo.

También, es importante destacar que la investigación ha demostrado que la exposición a la fructosa puede alterar significativamente la expresión de cientos de genes en el cerebro, incluyendo aquellos que controlan el metabolismo, la comunicación celular, la inflamación y la función cerebral. Esto sugiere que la fructosa probablemente altere la función cerebral.

Los datos presentados por el equipo de Yale sugieren que, en los diabéticos mal controlados, la glucosa en sangre puede elevarse durante algunas horas, y creen que puede suceder lo mismo con la fructosa, aumentando su cantidad en el cerebro y empeorando la situación. Pero los escasos recursos del estudio -solo pudieron analizar a ocho sujetos- dan lugar a muchas especulaciones, y serán necesarias más investigaciones para saber cómo evoluciona este hecho.

Curiosidades relacionadas