El asma podría estar provocado por una bacteria

A medida que avanzamos el conocimiento de nuestro microbioma, llegamos a nuevas conclusiones acerca de cómo los microbios afectan a nuestra salud y al desarrollo de nuevas enfermedades. Encontramos noticias buenas, como el hecho de que una exposición a ciertos microbios en la infancia ayuda a proteger a los niños de tener alergias, pero hoy trataremos una negativa: el género Pichia, un tipo de levadura, podría desarrollar asma.

Anteriormente, se han realizado estudios que sugerían que la exposición a algunos hongos podrían desencadenar o agravar el asma en ratones y seres humanos, pero es la primera conexión directa que se encuentra en el microbioma intestinal de los lactantes, según informan científicos de la Universidad de Columbia.

Después de identificar cuatro bacterias intestinales en niños canadienses con asma -Faecalibacterium, Lachnospira, Veillonella y Rothia- un equipo dirigido por Brett Finlay tenía curiosidad para ver si lo mismo ocurría en otras partes del mundo. Ecuador, con una tasa similar de asma que Canadá -alrededor del 10%-, era un buen lugar para investigar, así que analizaron el microbioma de 100 niños ecuatorianos. Se identificó un grupo de 29 bebés con un alto riesgo de contraer asma en base a su exposición a los antibióticos, las infecciones respiratorias que habían tenido, y si han sido o no alimentados con leche materna.

Cinco años después, el 50% de los niños de este grupo de alto riesgo había contraído asma. Lo que sorprendió al equipo, sin embargo, fue que todos tenían presente la bacteria Pichia en los intestinos, una levadura que se puede encontrar en los productos lácteos crudos y en el suelo.

El mecanismo por el que se desarrolla asma es aun desconocido, pero se empiezan a dar los primeros pasos. Se cree que la Pichia, de algún modo, corrompe el sistema inmunológico para acabar desarrollando asma.

Fuente Big Think
Curiosidades relacionadas