Científicos creen haber encontrado «la fuente física» de la depresión

default-1477067145-cover-imageUn reciente avance podría haber encontrado la fuente física de la depresión en el cerebro. Dicho descubrimiento podría conducir a nuevas investigaciones que traten de buscar nuevas formas en las que tratar y percibir esta enfermedad mental.

La investigación, realizada por la Universidad de Warwick en el Reino Unido y la Universidad de Fudan en China, ha demostrado que la depresión afecta a la corteza orbitofrontal. Esta parte del cerebro se activa cuando se sufre un castigo o cuando no se reciben recompensas, lo que sugiere que la depresión podría estar asociada con estas sensaciones.

«Más de una de cada diez personas sufren depresión a lo largo de su vida, una enfermedad que es tan común en la sociedad moderna que incluso se pueden encontrar restos de Prozac (un fármaco antidepresivo) en las cloacas de Londres», afirma Jianfeng Feng, autor del estudio. «Nuestro hallazgo con la combinación de grandes datos que recogimos en todo el mundo, nos permite localizar las raíces de la depresión, que debería abrir nuevas vías para mejorar los tratamientos terapéuticos en un futuro próximo para esta horrible enfermedad».

content-1477066562-depression

El estudio, publicado recientemente en la revista Brain, cuenta como los investigadores llegaron a esta conclusión después de escanear los cerebros de 909 personas en China con una resonancia magnética de alta precisión. De estos pacientes, 421 fueron diagnosticados con depresión mayor, mientras que los 488 participantes restantes eran sujetos de control.

Esta técnica de imagen fue capaz de demostrar la actividad en las conexiones entre las diferentes partes del cerebro humano afectado por la depresión. La corteza orbitofrontal, asociada con la no-recompensa, muestra una conectividad más fuerte en aquellos que están en depresión.

Como señala el equipo, la corteza orbitofrontal lateral también está conectada con el área que está asociada con el propio sentido de sí mismo. Las conexiones más fuertes entre estas dos regiones se encontraron en aquellos que sufren depresión, y quizá esto explica el porqué las personas con depresión a menudo tienen pensamientos de pérdida personal y baja autoestima.

Fuente http://brain.oxfordjournals.org/content/...
Curiosidades relacionadas