¿Cómo mejorará nuestro cerebro internet?

fotolia_38084458_subscription_xxlTelepatía, telequinesia o información ilimitada podrían ser capacidades aportadas por implantes conectados al cerebro y a la Red al mismo tiempo. Según los expertos del mundo de la tecnología, Internet constituye la herramienta clave que nos permitirá mejorar nuestras capacidades cognitivas. De hecho, según Jeff Stibel, autor de numerosos libros sobre el funcionamiento del cerebro e inteligencia artificial, internet está impulsando la evolución del cerebro humano.

“A medida que la revolución de Internet se desarrolla”, escribe el experto en un artículo publicado en Tufts Now, “estamos asistiendo no sólo a la extensión de la mente, sino también a la unificación de mente y máquina, dos redes que conforman una sola”. “Creer que, algún día, podamos tener toda la información del mundo incrustada en nuestras mentes a través de Internet, ya no es solo imaginación”, asegura el experto.

Gracias al rápido desarrollo de los chips de silicio, las computadoras y las redes de datos, se ha ido cultivando la tecnología necesaria para conectar los cerebros de personas a las máquinas y, posteriormente a Internet, lo que, según Stibel, dará lugar a un nuevo tipo de inteligencia.

En 2014, un equipo internacional de neurocientíficos e ingenieros robóticos consiguió demostrar por primera vez que la comunicación directa entre cerebros humanos es posible a través de la Red de redes. Los investigadores consiguieron transmitir información por la Red de Redes, entre cerebros humanos separados por más de 8.000 kilómetros (los que median entre la India y Francia).

Por otra parte, el mismo año, investigadores de la Universidad de Washington lograron hacer que esa comunicación sirviera para que un emisor enviase órdenes mentales de movimiento corporal a un receptor que las ejecutó. En este estudio, que involucró a seis personas, los investigadores fueron capaces de transmitir las señales desde el cerebro de una persona a través de Internet y hacer uso de estas señales para controlar los movimientos de la mano de otra persona, en una fracción de segundo tras el envío de dicha señal.

La telepatía no es la única habilidad que nos facilitan este tipo de conexiones, aventura Stibel: también será posible la telequinesis (mover objetos con la mente) dando órdenes a través de Internet. Para esto será necesario una interfaz cerebro-computadora (conectada a la Red), una técnica que todavía hay que mejorar pero que ya ha asentado precedentes:

conscious_focus

La empresa norteamericana Cyberkinetics Neurotechnology Systems Inc. ha desarrollado un interfaz que, implantado en el cerebro, es capaz de conectar los pensamientos de un individuo con un procesador que los convierte en acciones. Este dispositivo, denominado BrainGate Neural Interface, consiste en un chip que, en el futuro, servirá para que las personas discapacitadas físicas puedan realizar acciones sólo con pensarlas. De momento, las pruebas han conseguido que los enfermos sean capaces de manejar el ratón de un ordenador y la televisión, en tan sólo unos días de prácticas, mediante el pensamiento.

Por útlimo, y como ya hemos señalado, se ha aventurado que, algún día, tendremos acceso directo a Internet a través de implantes (nanochips) en el cerebro.

pictures4Así que, gracias a la tecnología e Internet, podrían aumentarse las capacidades cognitivas humanas (pasaríamos a tener una fuente de datos ilimitada en el cerebro y nuevas capacidades hasta ahora inalcanzables, salvo en el terreno de la ciencia ficción). Pero no solo nuestra inteligencia se beneficiaría de la Red de redes: la inteligencia artificial también podría salir mejorada. Las Redes Neuronales Artificiales constituyen un modelo computacional inspirado en ciertas características de las redes neuronales biológicas.

Según Stibel, esto sería posible porque el funcionamiento de Internet se parece tanto al del propio cerebro que este último puede servir como modelo para el desarrollo de la IA: “Internet tiene toda la extravagancia del cerebro: puede trabajar en paralelo, puede comunicarse a través de grandes distancias, y comete errores”, escribe el investigador.

Sus palabras estarían corroboradas por un estudio reciente en el que se constató que las redes naturales (como son las redes neuronales) son más estables y eficientes que las redes artificiales, por razones muy concretas (quizá reproducibles): su relación entre la estructura interna de cada red natural, y el patrón de conexiones que cada una de esas redes establece con otras redes. Las redes en la naturaleza no actúan de manera aislada, sino que intercambian información y dependen las unas de las otras para funcionar apropiadamente. Lograr imitar ese paradójico equilibrio permitirá mejorar las redes no biológicas.

Y no solo imitar, asegura Stibel, sino también hacer converger ambos tipos de redes: “A pesar de que Internet aún se encuentra en una etapa temprana de su evolución, podemos aprovechar el cerebro que la naturaleza nos ha dado y hacer converger las redes de ordenadores y las redes neuronales para crear verdadera inteligencia en máquinas artificiales”.

Fuente http://www.tendencias21.net/Internet-La-...
Curiosidades relacionadas