La riqueza de la selva amazónica condicionada por el desierto del Sahara

amazonas-3Un antiguo proverbio chino dice que el aleteo de una mariposa puede provocar un tsunami en otra parte del mundo. Un ejemplo real de ello lo constituyen el desierto del Sahara y la selva amazónica que, a pesar de estar separados por miles de kilómetros de mar, están conectados por el viento. Cada año, millones de toneladas de polvo sahariano rico en nutrientes cruzan el Océano Atlántico y llegan hasta la selva amazónica, compensando así las perdidas de nutrientes que la lluvia ocasiona cada año en el ecosistema amazónico. De esta forma una las regiones más áridas del planeta, el desierto del Sahara, fertiliza uno de los ecosistemas mas ricos en biodiversidad del planeta, la selva amazónica.

Los científicos ya sabían desde hace mucho tiempo que el polvo desértico africano, rico en fósforo, viaja hasta la Amazonia, Norteamérica y otras regiones.  Pero ahora por primera vez en la historia, tienen una estimación precisa de la cantidad de fósforo que realiza este viaje transatlántico a través del viento. Un nuevo estudio, publicado en la Geophysical Research Letters, calcula unas 22.000 toneladas por año, más o menos la misma cantidad que pierde la Amazonia cada año por la lluvia y las inundaciones.  Según estos datos,  las Amazonas dependerían en gran medida del polvo del Sáhara para el mantenimiento de su suelo fértil. Estas 22.000 toneladas de fósforo representan tan sólo el 0,08% de los 27,7 millones de toneladas de polvo del Sáhara rico en nutrientes que alcanzan el Amazonas cada año.

El gran desierto del Sahara se extiende por Argelia, Egipto, Libia, Mali, Mauritania, Níger y Chad. Es particular interés la polvorienta cuenca de Bodélé en el Chad, cuyas arenas están compuestas por un número mayor de nutrientes que las del resto de regiones del desierto. Según las estimaciones del estudio, de esta zona es donde proviene casi todo el polvo rico en fósforo. La elevada concentración de este nutriente esencial en la cuenca Bodelé se debe a la presencia del lecho de un antiguo lago (el Lago Chad que se secó hace mil años) altamente rico en depósitos fósiles cargados con fósforo.

chad 14Además el equipo liderado por Hongbin Yu, científico investigador asociado en el Centro Interdisciplinario de la Tierra (ESSIC), también ha observado que una de alta precipitación en el Sahel (la larga franja de tierra semiárida en la frontera sur de la Sáhara) es típicamente seguida de un transporte de polvo muy bajo en el próximo año. Con ello ha concluido que cuanto mayores son las precipitaciones en el sur del Sahara, menor es la fertilización en la Amazonia.

Aunque el mecanismo que relaciona estos dos factores es desconocido, Yu y su equipo tienen algunas ideas. El aumento de las precipitaciones podrían significar más vegetación y por lo tanto menos suelo expuesto a la erosión del viento en el Sahel. Una segunda explicación, más probable, es que las precipitaciones en el Sahel y los patrones de circulación de vientos que barren el polvo del Sáhara estén relacionados en la atmósfera superior, donde tiene lugar el largo viaje a través del océano.

Este sorprendente hallazgo es parte de un gran esfuerzo de investigación para entender el papel de polvo en el ambiente y sus efectos sobre el clima a nivel local y global.

 

«Este es un mundo pequeño, y todos estamos interconectados», dijo Yu.

 

subfosil_de_pez
Subfósil de esqueleto de pez correspondiente a una perca del Nilo de 1,15 m de longitud encontrado en la cuenca de Bodélé. Fuente: Charlie Bristow.
Fuente http://www.eltiempo.com/estilo-de-vida/c...
Curiosidades relacionadas