Los gatos no siempre han sido animales domésticos

El perro y el gato, los típicos animales de compañía, no han sido siempre los mejores amigos del hombre. Hace 20.000 años, el perro dejó de ser un animal salvaje para convertirse en la compañía preferida del hombre en el hogar. Sin embargo, los gatos necesitaron de 15.000 años más para pasar a las casas de los humanos. Esto se produjo por la motivación que tenían los animales por el nuevo modo de vida de los humanos en zonas de cultivo.

Las conclusiones se han extraído de una investigación de la Universidad de Washington, en Estados Unidos, en la que se han analizado los restos del yacimiento chino de Quanhucun. Se ha comprobado que los gatos sobrevivían gracias a la cosecha cultivada por los campesinos y que éstos se beneficiaban de su compañía porque acababan con los roedores, uno de los mayores problemas.

En el mundo existen 600 millones de gatos domésticos, los cuales descienden del gato Felis silvestris líbica, una especie salvaje europea. No se sabe si los gatos llegaron a China desde Oriente o si los gatos de China tuvieron algún un papel el proceso de domesticación.

Curiosidades relacionadas
Comentarios