Encuentran un castillo de 3.000 años de antigüedad bajo un lago turco

National Geographic

Un equipo de investigadores, buceadores y fotógrafos submarinos ha descubierto recientemente un misterioso castillo en el fondo de un enorme lago en Turquía. Buceando en el Lago Van, en la provincia oriental homónima, descubrieron una fortaleza de 3.000 años de antigüedad que ha estado escondida bajo el agua durante siglos.

El líder del proyecto, Yahsin Ceylan, de la Universidad Van Yüzüncü Yil, al principio buscaba en las aguas otra leyenda: el monstruo del Lago Van. Aunque no ha encontrado tal criatura, descubrir un antiguo castillo tampoco está nada mal.

«Habían rumores de que podía haber algo bajo el agua, pero la mayoría de arqueólogos y trabajadores de los museos nos dijeron que no encontraríamos nada», afirma el autor al Daily Sabah. Pero los rumores tenían fundamento. Después de aproximadamente una década de búsqueda, los esfuerzos se vieron por fin recompensados.

El castillo tiene aproximadamente un kilómetro de longitud, con paredes que van desde los 3 hasta los 4 metros de altura. Afortunadamente, las condiciones alcalinas del lago lo han mantenido en buen estado.

Como está construido con piedras talladas, se cree que el castillo proviene de la civilización Urartu, que existió durante la Edad de Hierro. Alcanzó su punto álgido entre los siglos IX y VI a.C. La civilización fue conocida como el Reino de Van.

Los niveles de agua del lago han ido cambiando mucho durante los últimos miles de años, por lo que es probable que muchos grupos hayan vivido allí cuando era menos profundo. «Muchas civilizaciones y personas se habían establecido alrededor del lago Van», afirma Yashin. «Llamaban al lago ‘mar superior’ y creían que tenía muchas cosas misteriosas. Con esto en mente, estamos trabajando para revelar los ‘secretos’ del lago», añade.

Pero el castillo no fue lo único que el equipo encontró debajo del agua. De hecho, el año pasado encontraron 4 kilómetros cuadrados de estalagmitas, a las que llamaron «chimeneas de hadas subacuáticas«. También habían lápidas que deataban de hace 1.000 años, y este año encontraron un barco ruso que se cree que se hundió en 1948.

«Es un milagro encontrar este castillo bajo el agua. Los arqueólogos vendrán y examinarán su historia, proporcionando información sobre él», afirma el experto.

Fuente IFLScience
Curiosidades relacionadas