El cine más pequeño del mundo

Actualmente estamos acostumbrados a entrar a salas de cine enorme, con todas las comodidades posibles, asientos Vip, reposavasos perteneciente a un cine enormemente comercial aliado con grandes películas norteamericanas.

Pero siguen existiendo lugares donde el cine es completamente diferente, es de un modo exclusivamente residual, con pequeñas salas que como podéis imaginar compite con grandes empresas.

Para románticos y soñadores, estas salas de cine representan un rincón de magia y encanto donde te puedes olvidar de todo lo que te rodea durante 90 minutos, si es lo que quieres visita “El cine de los pequeños”.

Se encuentra en Roma, exactamente en Villa Boghese, es considerado el cine más pequeño en activo del mundo. Ocupa sólo 72 metros cuadrados, y en el Libro Guinness de los Récords lo definen como el recinto activo más pequeño en todo el planeta donde tienen lugar reproducciones de películas cinematográficas.

Fue fundado en 1934 por Alfredo Annibali, has la década de los 70 una silueta de Mickey Mouse con un reproductor de cine daban la bienvenida, pero durante aquella década la compañía Disney le obligó a eliminar tal logotipo porque disponían de los derechos de autor.

Hoy en día el cine es de Roverso y Roberto Fiorenza quienes a principios de los 90´ lo reformaron con una moderna pantalla y 63 butacas donde se reproducen películas infantiles en horario matinal.

Curiosidades relacionadas