El trabajo mejor pagado… que nadie quiere

El sexador de pollos

Es un trabajo tedioso, que exige años de preparación y un ojo altamente entrenado, así como la capacidad de trabajar 12 horas diarias, en promedio, y una tasa de eficiencia del 98%. Estamos hablando del “sexador de pollos”.

Probablemente se estén preguntando: ¿Y qué es eso?

Para entenderlo, tenemos que saber algo: determinar el sexo de un pollo es prácticamente imposible para quien no está lo bastante capacitado. Resulta que es indispensable observar el trasero de los pollos, apretando levemente al animal, para interpretar ciertas marcas, pliegues y bultos, muy similares entre los machos y hembras, y encontrar la sutilísima diferencia  entre los sexos. Un sexador de pollos puede identificarla en menos de 5 segundos, lo que significa que pasan por sus manos un promedio de mil pollos por minuto.

Esta especialización es rentable: en el Reino Unido, el pago anual por este trabajo es 40 mil euros. Y sin embargo, según recoge «The Times», el país experimenta una escasez crítica de estos especialistas, y es que pasarte todo el día mirando traseros de pollos puede resultar francamente estresante y, por decir lo menos, repetitivo. No es exactamente la vocación la que motiva a los postulantes, sino la expectativa económica, pero como sabemos bien, el dinero no lo es todo.

Y tú, ¿quieres ganar 40 mil euros al año?

Curiosidades relacionadas