Entra en coma después de beber varios litros de bebidas energéticas y jugar 16 horas a Call Of Duty

Henrik Eide Dahl tiene 14 años y estaba participando en una LAN Party en la cafetería de su instituto y se desmayó mientras jugaba al Call Of Duty y se tomaba una exagerada cantidad de bebidas energéticas.

Una ambulancia lo trasladó al hospital, aunque su estado empeoró en el viaje se mantuvo con vida gracias a la respiración artificial.

Un de los doctores que lo trató afirma que “Dahl ha puesto en riesgo su vida, ya que el fallo no sólo afectó a los riñones, también al sistema nervioso, a los pulmones y al sistema cardiovascular. De momento, atribuimos lo sucedido al consumo de grandes cantidades de bebida energética”.

Tras pasar 13 dias en el hospital y recuperarse cuenta su historia así; “Todo se volvió oscuro y entonces, me desmayé. Cuando me desperté estaba aterrorizado y lo primero que vi fue a mis hermanos llorando al borde de la cama del hospital

Curiosidades relacionadas