Existe una joven adicta al ketchup

Su nombre es Melissa Ibbitson, tiene 19 años y tiene una gran obsesión con el kétchup, tanto que no le es posible estar tranquila si no está comiendo esta salsa de tomate.

Cuando probó por primera vez el kétchup fue en un restaurante de comida rápida y desde entonces no puede parar de ingerir esta salsa.

En su cumpleaños la tarta tenia forma de botella de kétchup.

Las cuentas ascienden a alrededor de 75 kilogramos de kétchup al año.

Curiosidades relacionadas