La «granja de cuerpos» un lugar único en el que se recrea la escena del crimen

muerto
Profesor de Antropología Forense, Richard Jantz dirige la «Granja de Cuerpos» de la Universidad de Tennessee (EE UU), un lugar único en el mundo donde se estudia el proceso de descomposición de los cadáveres en todas las situaciones posibles. Su labor ayuda a los investigadores a esclarecer la hora y las circunstancias de la muerte en los casos criminales.

Entrar al Anthropological Research Facility, más conocido como the Body Farm («la Granja de Cuerpos»), requiere valor. Donde reposan más de 50 cadáveres en todas las posiciones y condiciones imaginables: expuestos al sol, semienterrados en barro, sumergidos en un riachuelo, envueltos en plástico, encerrados en el maletero de un coche, colgados de un árbol, quemados, metidos en un ataúd… Los hay decapitados, con heridas, mutilados, embalsamados… Recreando, así, la escena del crimen. Después de días, semanas o meses de exposición a los elementos, los cuerpos entran en diferentes etapas de descomposición y se deshacen poco a poco en la tierra. Atacados por bacterias, insectos, aves y roedores, pasan a formar parte de la cadena alimenticia y el eterno reciclar de la vida. El objetivo de este siniestro laboratorio dirigido por su Richard Jantz es observar y entender el proceso de la descomposición postmórtem para poder contestar con exactitud a una de las preguntas clave en cualquier caso criminal: «¿cuándo se produjo la muerte?».

cuerpo sumergido

-¿Qué insectos intervienen en la descomposición de un cadáver?
Existen cuatro fases en la descomposición de un organismo:
– La reciente o cromática, a los pocos minutos de la muerte, las moscardas azules, acuden a poner cientos de huevos en los orificios o en las heridas abiertas del cuerpo (salvo que la temperatura sea inferior a 10 ºC, en cuyo caso no aparecen). Si hay suficiente calor y humedad, a las seis horas habrán nacido las larvas, que se dedicarán a consumir los tejidos durante semanas enteras.
– La de hinchazón o enfisematosa, las bacterias, producen gases a medida que van consumiendo los intestinos y el estómago. Entre los tres y los seis meses aparecen varios tipos de coleópteros derméstidos y lepidópteros, y cuando el cuerpo está seco y apergaminado llega el turno de los ácaros, que se alimentan de la piel, el pelo y los ligamentos.
– La de putrefacción o colicuativa, entre los tres y los seis meses aparecen varios tipos de coleópteros derméstidos y lepidópteros.
– La de reducción esquelética, cuando el cuerpo está seco y apergaminado, llega el turno de los ácaros, que se alimentan de la piel, el pelo y los ligamentos.

El análisis de los insectos de un cadáver, combinado con otros factores como la temperatura y la humedad permiten esclarecer cuando se produjo la muerte.
Los insectos también nos proporcionan información sobre la forma en que se produjo la muerte. Por ejemplo, la sangre es lo que más atrae a las moscas a la hora de poner sus huevos. Cuando la víctima ha sido apuñalada, las larvas proliferan masivamente en la zona de la herida y devoran la carne mucho más deprisa que en otras partes del cuerpo. Con la ayuda de los toxicólogos también podemos determinar si la persona era adicta a una droga o fue envenenada, ya que el insecto portará la droga o el veneno en su organismo después de visitar el cadáver.

bacteria-mms-¿Es importante el análisis de bacterias para averiguar el momento de la muerte?
En un cuerpo en descomposición y a su alrededor, la acción de las bacterias, genera una mezcla de ácidos grasos creados por la degradación de ADN y tejidos grasos cuya proporción varía a medida que transcurren los días desde el fallecimiento. Así podríamos saber cuánto tiempo lleva el cadáver en el lugar donde fue hallado, o si estaba en otra parte y después fue trasladado y cuándo. El método puede ser fiable si se conoce bien la composición química del suelo sobre el cual yace.

-¿Qué cosas se pueden deducir de los huesos?
El sexo, raza, edad y estatura. Por ejemplo, un cráneo con una quijada prominente y una frente lisa que no sobresale por encima de las cejas es un tipo clásico de calavera de mujer. A su vez, los cráneos de los negros son más densos y pesados que los de los blancos, y los huesos largos, como el fémur, nos permiten establecer la estatura.

La biografía de cada uno está escrita en su esqueleto. Es como un diario en el que quedan grabadas las cosas que nos pasan en la vida, las caídas, la alimentación, si faltaban ciertos minerales en la dieta, si hacemos o no deporte, si uno era obeso o delgado, si sufrió enfermedades…

Fuente http://www.muyinteresante.es/ciencia/art...
Curiosidades relacionadas