La historia del joven que se metió en la piel de un mendigo durante una semana

Un joven estudiante de periodismo se hizo pasar por mendigo durante ocho días y convivió con un grupo de mendigos que Mendigosdeambulan por la Rambla.

La historia de Jaume Vives ha sido regocida en el libro «Pobres pobres: 8 días viviendo en la calle» publicado en castellano por la Editorial Monte Carmelo y en catalán por la Editorial Claret.  En una entrevista a Efe, el joven cuenta que al acabar los exámenes de final de curso el año pasado, decidió pasar una semana de junio como mendigo, malviviendo en las calles de Barcelona con la intención de «explicar la pobreza desde dentro».

«Sabía que nunca sentiría lo que siente realmente un pobre, porque yo sabía que regresaría a mi casa, pero quería ver cómo viven y así explicarlo mejor», ha señalado el autor, que quiere destinar el dinero que recaude con su obra a costearse un viaje a Siria para explicar la persecución que viven allí los cristianos.

El estudiante durmió en un cajero de laCaixa en la calle Mallorca, «uno de los mejores de Barcelona», hasta que al cuarto día de vivir en la calle intimó con Cristóbal, un pobre menudo, sin techo, alcohólico, de 54 años, los 7 últimos viviendo en la calle y bebedor habitual de mucho vino diario. 

También relata como conoció a jóvenes de 20 años que habían acabado en la calle tras sufrir abusos sexuales. O como un matrimonio italiano que se relamía viendo a los turistas comer la fruta fresca que compraban en el mercado de La Boqueria y que se dedicaba a recoger los restos que tiraban a la basura para comérsela ellos como si fuera una delicia.

Curiosidades relacionadas